Recibe cada nuevo artículo por correo electrónico.
No envío spam

Bassa d´Oles

Senderismo con niños en el valle de Aran. Bassa d’Oles

Senderismo en Pirineos

Un año más realizamos un pequeña escapada familiar a Pirineos. En esta ocasión elegimos el valle de Arán donde disfrutaremos de cuatro días de vacaciones.

Para nuestra primera jornada organizo una excursión que comienza en la Bassa d’Oles y sube al Montcorbison (2.171 m) una montaña de cima redondeada y no muy exigente que ofrece una de las panorámicas más extensas del valle de Arán. Sin embargo, sobre la marcha modifico ligeramente la ruta debido a unas nubes amenazantes que entran con fuerza desde los Montes Malditos, ocultan totalmente la cima y dejan menos lluvia de lo que al principio parecía. Al final iremos desde la Bassa d´Oles a la Cabana de Gèles y a la Ermita de Diu des Nhèus y volveremos al punto de inicio a través de una bonita ruta circular.

Pau cruzando el barranco de Gèles
Pau cruzando el barranco de Gèles

La Bassa d’Oles es un bonito lago artificial muy conocido y frecuentado ya que se puede llegar hasta él en coche por una pista asfaltada que sale de Gausac (a 1 km de Vielha) y que atraviesa los bosques de Socascarro y Baricauba. Es un lugar idóneo para disfrutar con los más pequeños de la familia.

Nos encontramos en el aparcamiento, lugar idílico en medio de una gran masa forestal junto al refugio de la Bassa d’Oles, un edificio forestal remodelado como refugio para grupos organizados, y uno de los cinco propiedad del Conselh Generau d´Aran que gracias a su impulso ha conseguido salvarse del abandono tras la desaparición de su antiguo propietario, el histórico ICONA.

Pau y Cris con el refugio de Gèles en el fondo del valle
Pau y Cris con el refugio de Gèles en el fondo del valle

Comenzamos a caminar en sentido horario por la izquierda de la balsa y en apenas 10 minutos llegamos al extremo opuesto desde donde un camino sube monte arriba en dirección oeste por el que continuamos. El camino pasa junto a otro lago (muy pequeño) y una casa antes de llegar a una pista forestal que tomamos en dirección sureste a nuestra izquierda.

Sin embargo antes de tomar la pista nos entretenemos observando los saltamontes, las mariposas y sobretodo las ranas bermejas (rana temporaria) que abundan por el suelo, nos sorprende la cantidad tan enorme que hay y disfrutamos cogiéndolas y observándolas. Estas paradas son importantes para reposar, amenizar la marcha y además resultan formativas, así que dedicamos todo el tiempo que los niños quieren.

Continuamos por la pista unos 600 metros antes de desviarnos por una senda que sale a nuestra derecha y que sube rumbo noroeste por un bucólico vallecito hacia la Pleta des Anhets una amplia zona de prados en lo alto de un lomo donde hay un par de cabañas, un abrevadero y cuando estuvimos nosotros varios caballos. Elegimos este lugar para comer y descansar un rato mientras disfrutamos de la estupenda panorámica hacia el macizo de Montlude (2.517 m) al otro lado del valle del Garona.

Atravesando el hayedo-abetal
Atravesando el hayedo-abetal

Desde donde estamos un camino sube monte arriba hacia el Montcorbison y otro continúa a media ladera hacia el noroeste. Cogemos este último, que coincide con el PR C-115 y que dobla un espolón dejando a mano izquierda la cota de la Ròca de Sacosta (1.859 m) llegando a un balcón con espectaculares vistas. Desde aquí iniciamos una larga diagonal en ligero descenso, primero atravesando una zona de pastizales y después por un espeso hayedo – abetal. El camino termina en el barranc de Gèles que tras cruzarlo nos deja junto a dos cabañas que componen el refugio de Gèles.

Frente nosotros tenemos la ermita de la Mair de Diu des Nhèus que se encuentra junto a la pista y allí nos dirigimos para merendar (existen mesas y sillas en la zona). Sin embargo al poco de sentarnos comienza a llover y nos ponemos de nuevo en marcha para volver al aparcamiento esta vez siguiendo la pista. Tras 1.800 metros caminando vemos una pista a mano derecha que debemos tomar y que nos lleva directos a la vertiente contraria de la Bassa d´Oles en la que estuvimos por la mañana.

El tiempo ha vuelto a mejorar así que antes de terminar hacemos una última parada para disfrutar del entorno y de la inmejorables vistas del Montcorbison. Terminamos así este magnífico paseo por un rincón del Valle de Arán que desde aquí os invito a conocer.

Galería de fotos

Mapa de la ruta

Resumen de la actividad

Nivel de esfuerzo Esfuerzo Bajo
Duración de la actividad Duración 4 h 38 min
Distancia Distancia 9,57 km
Desnivel Desnivel 334 m
Dificultad Dificultad Media-baja
Tipo de ruta Ruta Circular
Entorno y medio
Zona donde se realizó la actividad Pirineo catalán
Lugar donde se realizó la actividad Valle de Arán
Zona natural protegida Espacio natural protegido
Tiempo durante la actividad Nubes y claros. Lluvia por la tarde
Descargar ruta en Wikiloc Ver en Wikiloc

Resumen de la actividad

Nivel de esfuerzo Esfuerzo Bajo
Duración de la actividad Duración 4 h 38 min
Distancia Distancia 9,57 km
Desnivel Desnivel 334 m
Dificultad Dificultad Media-baja
Tipo de ruta Ruta Circular
Entorno y medio
Zona donde se realizó la actividad Pirineo catalán
Lugar donde se realizó la actividad Valle de Arán
Zona natural protegida Espacio natural protegido
Tiempo durante la actividad Nubes y claros. Lluvia por la tarde
Descargar ruta en Wikiloc Ver en Wikiloc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.