Recibe cada nuevo artículo por correo electrónico.
No envío spam

He leído y acepto la política de privacidad
  • Más información sobre Alpinismo

    El alpinismo es la modalidad por excelencia de todos los deportes de montaña, es la más antigua y completa. Surge cuando se empiezan a subir montañas no como una obligación, sino para satisfacer las inquietudes de quien lo hace.

    En sus orígenes cuando los términos excursionismo, exploración y escalada estaban íntimamente ligados, alpinista era aquel que recorría los Alpes.

    Suele decirse que nace el 8 de agosto de 1786, cuando Jacques Balmat y Michel-Gabriel Paccard alcanzan por primera vez la cima de Mont Blanc (4.810 m). Una auténtica proeza para la época.

    Desde entonces el concepto de alpinismo, al igual que la propia actividad, ha evolucionado (aún hoy sigue haciéndolo). Una definición muy básica, aunque bastante acertada podría ser: actividad de subir montañas por el placer de hacerlo. Aunque también es el conjunto de técnicas, conocimientos y habilidades orientadas a la realización de este objetivo.

    Alpinismo en Sierra Nevada. Raspa de los Acucaderos con la Alcazaba detrás
    Raspa de los Acucaderos con la Alcazaba detrás, Alpinismo en Sierra Nevada

    No cabe duda de que el alpinismo, en su aspecto puramente físico, pertenece al mundo del deporte. Pero esta actividad tiene, al igual que cualquier otro deporte que se desarrolla en las montañas, un marcado carácter cultural e incluso espiritual.

    Es mucho más que un deporte ya que es una extensión de la actividad de exploración llevada a cabo por el ser humano desde sus orígenes. El alpinismo auna viajes, encuentros, búsqueda de la realización personal, conocimiento de uno mismo y los propios límites, amistad… Para quienes lo practican, es un estilo de vida y una forma de experimentar e interpretar el mundo que los rodea.

    Exige conocimiento del medio natural en el que se desarrolla y pone, a quien lo practica, en contacto directo con la naturaleza salvaje.

    Un buen alpinista debe conocer y practicar un amplio abanico de especialidades que incluyen: escalada en roca, hielo o terreno mixto (aquel que combina roca y hielo), esquí de montaña y orientación.

    Existen otros términos para designar al alpinismo que derivan de los nombres de las cadenas montañosas donde se practican. Me refiero a andinismo, por los Andes e himalayismo, por el Himalaya. Son sinónimos de alpinismo de altura, aunque alpinismo es el más utilizado, ya que la actividad montañista moderna se originó en los Alpes.

    Incluso es habitual escuchar el término pirineísmo que vendría a ser la actividad montañera que se lleva a cabo en los Pirineos y por extensión pirineistas son los que la practican de un modo habitual. Vendría a ser el «alpinismo» de los Pirineos.

    Tres de estos términos están recogidos por la Real Academia de la Lengua que así los define:

    • Alpinismo: Deporte que consiste en la ascensión a las altas montañas.
    • Andinismo: Deporte que consiste en la ascensión a los Andes y a otras montañas altas.
    • Pireneísmo o Pirineísmo: Deporte que consiste en la ascensión a los montes Pirineos.

    Me gustaría acabar diciendo que cada lugar tiene su montaña y su alpinismo particular, y la labor del alpinista consiste en saber escoger las técnicas y los caminos que le permitan disfrutar al máximo del momento.

Reseñas de alpinismo que puedes leer en este blog

Brecha de Latour

Ascensión al Balaitús por la brecha de Latour

En este artículo cuento la ascensión al Balaitús por la Brecha de Latour. Comenzamos en el embalse de la Sarra, subimos al refugio de Repomuso donde hacemos noche y al día siguiente subimos el pico. Una ruta muy popular que hicimos prácticamente en soledad.

Leer más