Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Ascensión al Breithorn desde Plateau Rosà (Italia)

  • Actividad:
    Alpinismo
  • Distancia:
    8,33 km
  • Desnivel:
    777 m
  • Horario:
    5 h 46 min
  • Recorrido:
    Lineal
  • Dificultad:
    F+
  • Esfuerzo:
    Medio

El Breithorn (4.165 m) es probablemente el cuatromil más sencillo, menos exigente y más ascendido de cuantos hay en los Alpes. El hecho de que los remontes suban hasta 3.470 metros por el lado italiano y a 3.800 por el suizo lo convierte en una ascensión poco exigente que suele realizarse para aclimatar antes de lanzarse a actividades más serias. Se encuentra en los Alpes peninos justo frente al Cervino y está compuesto por cinco cimas unidas entre sí por una arista de las que nosotros vamos a ascender el Breithorn Occidental (4.165 m) y el Breithorn Central (4.160 m). Las otras tres puntas son el Breithorn Oriental (4.141 m), el Breithornzwillinge (4.106 m) y Roccia Nera (4.075 m).

Óscar subiendo al Breithorn Central

La idea de comenzar aclimatando en este pico es una de las múltiples opciones que Óscar ha programado para la semana que vamos a pasar mano a mano en los Alpes haciendo montaña. Él ha cargado con el peso de la organización de la que me he desentendido por motivos laborales. Ha diseñado varios planes en distintas zonas mas o menos cercanas con idea de hacer unas actividades u otras dependiendo de la meteorología y las condiciones. Todos los planes incluyen alguna ascensión sencilla para aclimatar y otra algo más seria. Eso sí, no hemos reservado en ningún refugio así que confiamos en que con suerte alguien cancele a última hora.

Volamos desde Alicante a Bérgamo. Allí alquilamos un coche y nos dirigimos a Breuil-Cervinia donde decidimos dar comienzo a nuestro periplo montañero. Si, soñamos con el Cervino por la arista Lyon, pero cuando en la casa de guías nos informan de que las condiciones no son buenas debo confesar que me alegro. Para este primer acercamiento montañero a Alpes no tengo grandes ambiciones, básicamente ver que tal se comporta mi cuerpo a 4.000 metros y ascender algún pico. Óscar que ya ha hecho montaña en esta cordillera sueña con ascensiones más serias.

La previsión meteorológica para la semana que tenemos por delante es incierta. De momento el Cervino se alza imponente cubierto de un hermoso manto blanco tras la copiosa nevada de hace dos días. Óscar habla con Miguel, que se encuentra en Alpes trabajando, para que nos de información lo más precisa posible. Sin embargo no sacamos ninguna conclusión para cerrar un plan semanal. De momento mañana nos vamos al Breithorn, luego ya veremos.

Meseta glaciar que conduce a la última pala del Breithorn que está a la izquierda

Tras pasar por la casa de guías, donde además de la meteo nos informan de los horarios del teleférico, y hacer alguna compra de última hora, vamos a buscar un lugar donde pasar la noche. Subiendo nos habíamos fijado en un sitio con mesas y barbacoas en el que había una tienda de campaña plantada. Allí nos dirigimos. Hablamos con los que están allí acampados, padre e hijo, y por lo que nos cuentan, parece que esto es un área de acampada tipo el Plan de Senarta en Benasque, osea un sitio perfecto. Por si te interesa, la zona se ve desde la carretera SR-46 frente a un restaurante llamado Antico Forno Flamini a 4 kilómetros de Breuil-Cervinia.

Después de pasar una magnífica noche en la recién estrenada tienda de campaña, de cuya calidad aún tenemos nuestras dudas, desmontamos y nos dirigimos sin mucha prisa a Breuil-Cervinia. Allí cogemos el teleférico que sube a Plateau Rosa (3.470 m). Antes de ponernos en marcha pasamos por el refugio Guide del Cervino donde me tomo un café y un bollo. Nos confirman que para esta noche tienen plaza, así que de momento ya tenemos sitio donde dormir.

Nos encontramos en la estación de esquí de Cervinia / Valtournenche que está abierta en pleno agosto y que gracias a la reciente nevada está a pleno rendimiento. Además de aficionados, también hay selecciones de varios países entrenando, así que hay bastante gente. Para los que como nosotros venimos del calor veraniego del Mediterráneo el contraste es cuando menos curioso.

Ascensión al Breithorn desde Plateau Rosa

Comenzamos nuestra ruta ganando altura suavemente dirección este por el borde de las pistas de esquí. Nos encaminamos hacia Klein-Matterhorn (3.820 m), donde llega el teleférico que sube desde Zermatt (Suiza), pero antes de llegar allí abandonamos la estación y continuamos por una amplia meseta glaciar.

Cumbre del Breithorn Occidental

Las vistas cambian radicalmente, el amplio valle que se extiende ante nosotros contrasta con el humanizado entorno del que venimos. Caminamos sin ganar altura al tiempo que cambiamos nuestra dirección de este a norte buscando la última pala antes de la cumbre. Hay mucha gente parada en el punto donde comienza la pendiente. Aprovechamos para hidratarnos y comer algo antes de subir y emprendemos los últimos metros de la pala somital, de unos 35º, cada uno a su aire. Vamos sin encordar. Las condiciones son óptimas, el itinerario claro y la verdad es que ni siquiera nos lo hemos planteado.

Mis sensaciones son excelentes. Subo a buen ritmo sin salirme de la huella (por eso de las grietas) adelantando a varias cordadas. No tengo experiencia en Alpes, pero alucino cuando sobrepaso a una cordada con 10 personas. Me da la sensación que no debe ser lo más seguro, en fin, quizá ellos piensen lo mismo de mi que subo sin encordar, allá cada uno.

Llego arriba por delante de Óscar. Se ve que las últimas rutas que he hecho por Pirineos, Sierra Nevada y el vivac en solitario en lo alto de Siete Picos han preparado mi cuerpo para la altura. Se que el fuerte del equipo es él, así que llegar antes supone para mi un subidón de moral.

Aunque durante la subida nos hemos cruzado con mucha gente, aquí, en la cumbre del Breithorn Occidental solo hay dos grupos de montañeros. No hace ningún frío y las vistas son formidables. Destaca al oeste el Cervino. Además nos fijamos en varias posibilidades para hacer en próximas jornadas como el Pollux, Castor o Lyskamm. Óscar me enseña estos y otros picos, alguno de los cuales él ya ha ascendido, como el Dufourspitze en el macizo del Monte Rosa. Para mi todo es nuevo y estoy encantado.

Nos hacemos las fotos de rigor y continuamos nuestra ruta hacia el Breithorn Central.

Arista de los Breithorns

Hasta aquí todo ha sido un paseo y en realidad la afilada arista que tenemos por delante también lo es, aunque eso sí con mucho ambiente, tanto que nadie continúa. Impone, pero una vez metidos en faena nos damos cuenta que es más alta de lo que parecía. Solo se trata de caminar con cuidado, mucho cuidado.

La cresta desciende hasta un collado desde el cual volvemos a subir a la cuerda aunque ahora caminamos unos metros por debajo para evitar la delicada cornisa. Llegamos a la cumbre del Breithorn Central donde nos hacemos más fotos antes de emprender el camino de vuelta. Nos habíamos planteado la posibilidad de continuar por la cresta pero no hay huella y la nieve recién caída se acumula peligrosamente así que lo dejamos para otra ocasión. Personalmente estoy muy satisfecho y no necesito más.

Cumbre del Breithorn Central con el Macizo del Monte Rosa al fondo

Volvemos por el amplio plató y cuando pasamos por delante de Klein Matterhorn Óscar me sugiere acercarnos porque según cree allí hay un refugio, si mañana queremos ir al Pollux y al Castor estamos ligeramente más cerca.

Efectivamente allí hay un refugio y, o bien es nuevo o está recién arreglado, porque está todo a estrenar. El refugio cuenta con cinco habitaciones de ocho personas aunque solo hay una habilitada. Únicamente coincidimos con dos hermanos daneses, muy conocido no debe de ser este sitio.

Es un refugio curioso, aprovecha las instalaciones del restaurante, al que se sube desde Zermatt con el teleférico, y son los trabajadores los que se encargan de su gestión. Cuando su jornada laboral termina bajan al pueblo y los alojados nos quedamos allí a nuestras anchas. Aquí pasamos nuestra primera noche en altura que nos viene muy bien para terminar de aclimatar.

Hasta aquí el resumen de mi primera experiencia montañera en Alpes (esquiando he estado varias veces). La ruta que os he contado es sencilla y muy adecuada como primer acercamiento a esta cordillera. En la próxima entrada os contaré nuestra ascensión al Gran Paradiso (otra de las montañas fáciles de Alpes), ya que al final cambiamos de idea y decidimos dejar Castor y Pollux para otra ocasión.

Resumen de la actividad

Alpes Peninos (Italia)

Breithorn Occidental (4.165 m) y el Breithorn Central (4.160 m) (F+)

12 de agosto de 2017

8,33 kilómetros

777 metros

5 horas 46 minutos

Cielo despejado, temperatura suave, sin viento.

Enlace al track en Wikiloc

Mapa de la ruta

Galería de fotos

En Panorámicas360 los comentarios de los lectores importan. Participa, muchas gracias.

No hay comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Arista de Rochefort | Blog de montaña de Pels - […] cuatro días en Alpes y hasta ahora hemos ascendido al Breithorn Occidental, Breithorn Central y Gran Paradiso del que…
  2. Ascensión Gran Paradiso | Blog de montaña de Pels - […] mañana bajamos del refugio de Klein Matterhorn donde hemos hecho noche tras ascender ayer al Breithorn Occidental y Breithorn…

¡Anímate! Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This