Recibe cada nuevo artículo por correo electrónico.
No envío spam

He leído y acepto la política de privacidad
Cresta de salida de la vía

Escalada en Rasos de Catí. Vía Grito de piedra (106 m, 6b)

Escalada en Alicante

Grito de piedra es una vía de escalada de 4 largos situada en Rasos de Catí cuya dificultad máxima (concentrada en el segundo largo) es de 6b. La abrieron Cosme Almendros y Guillermo Sánchez en febrero de 2021, y aunque está completamente equipada y limpiada a conciencia, tiene mucha roca suelta por lo que conviene extremar la precaución.

Grito de piedra es además, el título de un libro en el que su autor, el alpinista de renombre mundial Reinhold Messner, nos sumerge en una investigación histórica para desentrañar si la considerada primera ascensión al Cerro Torre por parte de Cesare Maestri y Toni Egger, fue real o una ficción de Maestri. Toni Egger murió durante el descenso así que desconocemos su versión de los hechos.

Años después de la publicación del libro, el director Werner Herzog rodó una película ficcionada inspirada en la misma historia, en la que el propio Messner participó como guionista.

La primera vez que ví el croquis de la vía pensé que el nombre era un homenaje a la película, sin embargo, después de escalarla he cambiado de idea. Ahora creo, aunque no lo he confirmado con los aperturistas, que el nombre se debe a los constantes gritos de ¡PIEDRA! que debieron decir una y otra vez mientras abrían la vía. Y es que discurre por una pared bastante rota en la que se nota un brutal trabajo de limpieza. 

Grito de piedra (106 m, 6b)

La vía se encuentra en Rasos de Catí (término municipal de Petrer), en un muro de roca situado entre Penya Muntesa y la Pared de la Gachamiga. Está a la izquierda de otra vía -también abierta por Cosme- llamada El tío de la vara (6a).

A pesar de estar completamente equipada y haber sido limpiada en profundidad, tiene mucha roca suelta y lo que hubiera sido un inconveniente, en este caso ha sido un plus, ya que me ha exigido escalar con tiento, delicadeza y los cinco sentidos puestos en la vía.

Tiene algunas rocas sikadas para evitar su caída, y a la derecha del segundo largo un cable de acero para evitar el desprendimiento de una enorme laja.

Vía Grito de piedra. Escalando el segundo largo
Escalando el segundo largo

Antecedentes

El primer jueves del mes de julio después de trabajar quedo con Javi para escalar. En principio vamos a hacer escalada deportiva, lo de meternos en la vía surge sobre la marcha después de comprobar que en La Gachamiga solo hay un pequeño sector en sombra. Así que tras escalar un par de vías en dicho muro decidimos probar suerte con Grito de piedra.

Material

Puesto que veníamos a escalar deportiva, el material que traemos es el habitual en este tipo de vías: cuerda simple con Grigri y 17 cintas express. Además llevamos casco y material individual de reunión.

Puesto que la vía es delicada sería recomendable cuerda doble, que es lo que traería de repetirla.

Aproximación

Desde la calle principal de Agost seguimos las señales de “Palomaret” hasta llegar al cruce con la vía verde del Maigmó

Cruzamos el puente y continuamos por un camino asfaltado siguiendo unas flechas blancas pintadas en el asfalto. Justo antes de llegar a la zona desde donde se hacen los saltos en parapente nos desviamos por un camino (también asfaltado) a mano izquierda.

En el primer desvío a la derecha, una pista de tierra, aparcamos.

Acceso

Es evidente. Seguimos la pista monte arriba hasta un desvío por un sendero a la derecha por el que se llega cómodamente al pie de vía.

Javi y yo después de escalar la vía Grito de piedra en Rasos de Catí
Javi y yo después de escalar la vía

Escalada al sol en una tarde de verano

Desde donde hemos aparcado comprobamos que el muro por el que discurre la vía, no solo está al sol, además va a estarlo hasta que terminemos de escalar. No obstante, decidimos acercarnos y probar suerte, además, nos venimos arriba y decidimos no llevar agua, así podemos escalar sin mochila.

Mientras nos acercamos al pie de vía recordamos lo que decía Javi Mercury a quien tenemos muy presente:

“[…] considero una injusticia histórica el hecho de que ascender una cara norte en enero obtenga más elogios que una ardiente cara sur en agosto ¿Por qué nos parece heroico escalar el Diedro Amarillo en invierno y al mismo tiempo nos resulta absurdo repetir Al Infierno con el Diablo en verano? El alpinismo está cargado de convencionalismos.”

Javier Martín, Mercury

Convencidos de que vamos a pasar calor, pero con ganas y motivación nos metemos en la vía.

La vía

Javi escala los largos pares y yo los impares.

L.1 (28 m, V+): Subo en diagonal a la izquierda para situarme, a la altura de la segunda chapa, en una fisura oblicua que se dirige completamente a la derecha.

El largo sigue esta debilidad de la pared hasta una amplia repisa bajo un gran techo donde se encuentra la primera reunión. Es cómoda, y como todas las de la vía la forman dos parabolts, cadena y argolla.

L.2 (28 m, 6b): El largo clave de la vía y también el más bonito. Javi sale ligeramente a la izquierda de la reunión para remontar una canal algo descompuesta y una zona de placa después. Tras la placa hay un par de desplomes seguidos en los que hay que trabajar bien los pies. A la salida del segundo se encuentra la reunión.

L.3 (20 m, V): Me situo a la izquierda de la reunión y a partir de ese punto subo en vertical hasta un estrechamiento algo descompuesto. Tras superar el estrechamiento cambio de dirección a la derecha buscando la arista cimera sobre la que se encuentra la reunión.

L.4 (30 m, III): Javi continúa por la cresta hasta un horcada donde visualiza una canal por la que intuye se puede descender hacia la vertiente opuesta de la pared. No obstante continúa escalando la cresta por pura curiosidad ahora ya sin más seguros fijos que algún clavo con solera aislado. Cuando termina los 80 metros de cuerda vuelve sobre sus pasos hasta la horcada desde donde me asegura.

Sierra del Cid, cresta en Rasos de Catí
En lo alto de la cresta tras la escalada

Antes de emprender la bajada, aprovechamos los últimos rayos de sol para hacer alguna foto en esta estética cresta que algún día me gustaría recorrer en su totalidad.

Bajada

Desde la horcada tomamos la canal y siguiendo una serie de hitos bajamos hasta un pequeño altiplano por donde pasa el camino que conduce hasta el coche.

Finalmente no hemos pasado ningún calor y hemos escalado super a gusto. Primero porque aunque estamos en verano, el calor este año aún no ha llegado, y segundo porque la pared se encuentra a mil metros de altitud y corría una agradable brisa. 

A pesar de que Grito de piedra es una vía modesta he disfrutado un montón de la tarde de escalada, una de esas tardes de las que no esperas nada y que sin embargo te sorprende para bien. La zona, el atardecer y la compañía, todo de diez. 

Sierra del Cid y Pels en lo alto de la cresta en Rasos de Catí
En lo alto de la cresta tras la escalada

Resumen de la actividad

Longitud de la vía Longitud 106 m
Vía equipada Vía Equipada
Número de largos de la vía Nº largos 4
Dificultad Dificultad 6b
Entorno y medio
Zona donde se realizó la actividad Paisaje protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit
Lugar donde se realizó la actividad Rasos de Catí
Zona natural protegida Espacio natural protegido
Tiempo durante la actividad Cielo despejado. Temperatura elevada pero sin agobiar

Resumen de la actividad

Longitud de la vía Longitud 106 m
Vía equipada Vía Equipada
Número de largos de la vía Nº largos 4
Dificultad Dificultad 6b
Entorno y medio
Zona donde se realizó la actividad Paisaje protegido Serra del Maigmó y Serra del Sit
Lugar donde se realizó la actividad Rasos de Catí
Zona natural protegida Espacio natural protegido
Tiempo durante la actividad Cielo despejado. Temperatura elevada pero sin agobiar
Categorías: Alicante Escalada Montaña Sierra del Maigmó Vías largas
Etiquetas

2 comentarios en “Escalada en Rasos de Catí. Vía Grito de piedra (106 m, 6b)

  1. 1. En primer lugar gracias por compartirlo.
    2. Como te leo a menudo pues nos malacostumbramos y echo en falta el clásico croquis.
    3. La foto del 2° largo creo que esta girada, tal como esta parece 6c o mas. El arbol en la pedrera es la referencia. No es un reproche, hasta las revistas mas importantes lo hacen.
    4. Esta vía esta cerca del un aparcamiento donde hay un restaurante y una estatua de un ciclista.
    Un saludo.

    1. Hola Luisfer.
      Te cuento:
      La falta de croquis se debe a qué no habíamos programado escalar la vía y no llevaba cámara, así que no hice la clásica foto a la pared. Pero no descarto acercarme un día para hacerla.
      Sobre la foto del segundo largo, no creo que esté girada porque Javi tuvo que asomarse desde la reunión para hacerla, pero le preguntaré, como te digo yo no llevaba cámara y además olvidé el móvil.
      En cuanto a lo del restaurante con la escultura del ciclista, no lo sabía.
      Muchas gracias por tu comentario y la información.
      Saludos y mucho monte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El contenido de mi blog es y será 100% gratuito. Si te parece útil y quieres dar las gracias, puedes invitarme a una caña.

¡Te invito a una caña!