Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Ascenión al Néouvielle (3.091m) por la arista SSO ó de Los Tres Consejeros (AD superior)


Aprovechando que iba a pasar unos días de vacaciones de verano con la familia en el Pirineo francés me planteé esta interesante vía de subida al Néouvielle.

“Ésta es una de las más bonitas vías de escalada media de los Pirineos, tanto por la belleza del ambiente, como por la calidad de la piedra y la variedad de los pasos.”

Miguel Ángulo (Pirineos 1000 ascensiones, tomo III)

Jorge y Ana venian de Madrid con la única intención de que Jorge y yo pudieramos hacer la excursión. Llegamos todos a Saint Lary el miécoles de 3 de agosto, nosotros teniamos intención de quedarnos diez días, pero ellos se volvian el domingo.

La ruta de aproximación y la vía de escalada

La ruta de aproximación y la vía de escalada

El jueves salió un día buenísimo, pero estabamos agotados del viaje del día anterior e hicimos una pequeña excursión con los niños desde el lac de Cap Long hasta el lac d´Olerón, no es la excursión más bonita que hicimos por esta zona, pero nos sirvió para ver la vía en toda su dimensión, y os aseguro que impresionaba.

El viernes hizo un día malísimo lloviendo mucho y la previsión para el sábado no era mejor, se presagiaba más de lo mismo. Sin embargo no nos quedaba más tiempo y quedamos a las 5:00am con poca esperanza de tener éxito. La idea era acercarse lo más posible y ver que pasaba con el tiempo.

Aproximación

Jorge

Jorge

Dejamos el coche en el parking de la presa de Cap Long y comenzamos a caminar a las 5:30am, cruzamos la presa y en la vertiente opuesta buscamos el camino del pas du Gat, nos costo un pelín verlo. Sale a la izquierda de la presa. Se trata de un sendero tortuoso y al principio además muy impreciso bifurcandose en varias ocasiones, tuvimos que dar media vuelta un par de veces porque acabamos literalmente sobre precipicios.

Según vamos ascendiendo la ruta es cada vez más clara. Dejamos el camino del pas du Gat a nuestra derecha y avanzamos en dirección ONO recorriendo toda la ladera en la base de las paredes del Ramoun. El camino es cada vez más claro y vamos buscando la gran vira que asciende en oblicuo de derecha a izquierda y que te deja directamente en la brecha (lugar donde comienza la escalada). Pero antes de llegar nos encontramos un nevero con la nieve muy dura que Jorge atraviesa y yo sorteo por debajo.

En la rimaya

En la rimaya

En el inicio de la vira oblicua hay una enorme rimaya tan ancha que podemos pasar caminando por dentro de ella (no se que condiciones tendrá en otras épocas del año, pero supongo que este paso se puede complicar con más nieve). Una vez superada dicha rimaya hay un par de pasos muy delicados y bastante expuestos. Nosostros además, los encontramos mojados. Como me suele ocurrir con frecuencia es en estos pasos, que no forman parte de la escalada propiamente dicha, donde paso más miedo. Son pasos de II+ o III con patio y que se hacen sin encordar. Una vez superados y tras un breve paseo nos encontramos en la Brecha del Néouvielle (2.926m) lugar donde comienza la escalada.


Recorrido

El tiempo hasta este momento nos está respetando y aunque hay nubes tiene pinta de aguantar, así que en la Brecha nos ponemos los arneses y los gatos.

Cuando sacamos el material Jorge se da cuenta de que ha olvidado sus friends y los empotradores en la furgoneta, así es que sólo tenemos el material que he subido yo, cuatro friends y cintas planas. Nos quedamos con cara de sota sin saber si el material será suficiente. Justo en ese momento aparece otra cordada de franceses formada por un chico y una chica, les preguntamos si tendremos suficiente material y nos dice que si, así que poco confiados comenzamos la vía.

Jorge y yo en la primera reunión

Jorge y yo en la primera reunión

Al primer largo le tiro yo, se aborda el filo rocoso que se yergue uniforme durante un buen rato. La progresión se hace directamente sobre la cresta rocosa. Tras el primer largo dejamos pasar a la cordada de franceses que van más rápido que nosotros. Continuamos por la ruta que no tiene pérdida. Los primeros largos son muy sencillos (II+) con alguna zona algo expuesta. Luego la subida resulta algo menos pronunciada hasta que encontramos un pequeño resalte de unos cinco metros (IV) al que le ataco de primero y que me resulta francamente sencillo (creo que aquí había un clavo) y dejamos la línea de la cresta para subir por unas repisas sencillas que van en oblícuo hacia la derecha. Superamos otro sencillo resalte y la vía se hace más horizontal hasta que llegamos al segundo de los resaltes importantes.

Justo antes de llegar nos adelanta otra cordada que va en ensamble (como un tiro), da toda la sensación de que son guía y cliente. Les dejamos pasar y nos centramos en lo nuestro, ya que estamos en el paso más dificil de la vía (IV+), de unos diez metros, un diedro vertical en el que hay un clavo y un friend que nadie a podido recuperar y a los que nos podemos asegurar. Nuevamente le tiro de primero, el paso sale muy bien y es muy bonito. Por lo visto existe una alternativa a este paso, algo más sencilla, que sale por la derecha conocida como el Buzón, pero ni nos lo planteamos.

Después Jorge sube por unas repisas sencillas y muy disfrutonas para salir nuevamente a la arista. En este punto la cuerda se nos encaja en una fisura y no hay modo de sacarla, yo desde la reunión no veo ni oigo nada ya que Jorge se encuentra detrás de una roca enorme, asi que le toca destrepar y sacarla. Por fin monta la reunión en plena arista y continuamos.

Jorge montando la reunión justo antes de la Proa

Jorge montando la reunión justo antes de la Proa

Ahora la progresión es casi horizontal, pero con pasos muy aéreos a ambos lados de la arista. Este tramo, muy elegante, nos deja en la base una pared, el último de los resaltes importantes, conocido como la Proa. Se trata de una larga pared vertical atravesada por fisuras que tiene un aspecto chulísimo. Me toca subir nuevamente de primero, pero ya me parece un abuso puesto que he hecho los largos más interesantes de la vía y le ofrezco a Jorge que tire él. Accede y cuando nos reunimos arriba me da las gracias pués se trata de un largo super disfrutón. Se asciende por la derecha de una enorme roca para alcanzar una fisura horizontal donde colocamos los pies y subimos por otra fisura vertical. En este largo los pasos alcanzan el III+.

Alcanzamos la cima oriental del Néouvielle y continuamos progresando por la cresta somital que es muy sencilla pero que hacemos encordados en dos largos y por fin coronamos la cima del Néouvielle (3.091 m). No recuerdo si finalmente hicimos nueve u once largos, perdí la cuenta.

Jorge y yo alegres en la cumbre tras la escalada

Jorge y yo alegres en la cumbre tras la escalada

La vista desde la cumbre es espectacular, destacan el Pic Long (el más alto de la zona en la que nos encontramos) el Badet, el Campbieil. Más hacia el oeste las Tres Sorores, Astazus, Marboré y Taillón, tambien se ve la brecha de Roland. Algo más lejos el Macizo del Vignemale. Hacia el este, Bachimala y Posets. Hacia el norte el Pic de Midi de Bigorre y tantos otros que se me olvidan. También se ven los lagos que hay por todo el macizo del Néouvielle, en fin una vista espectacular.


Descenso

En la cumbre coincidimos con una pareja de catalanes la mar de majos que nos invitan a parte de sus viandas y emprendemos la bajada por la ruta normal con ellos aunque luego cada uno vamos por nuestra cuenta.

Atravesando un nevero durante la bajada

Atravesando un nevero durante la bajada

La primera parte de la bajada se hace por un caos de bloques enormes, luego se atraviesan un par neveros para volver nuevamente al caos de bloques. Teniamos pensado bajar lo menos posible al Lac d´Aubert y volver al Paso del Gato para desde aquí ir al Lac de Cap de Long (donde tenemos el coche), pero estamos muy cansados y cambiamos nuestros planes, bajaremos al Lac d´Aubert, desde allí al Lac d´Oredon intentando coger el autobús que une ambos lagos. Desde aquí la subida al Lac de Cap de Long se hace en algo menos de una hora, y además no es necesario que la hagamos ambos, subiría uno solo sin mochila. Cuando lleguemos abajo lo echamos a los chinos.

Sin embargo en cuanto llegamos al Lago d´Aubert nos encontramos nuevamente con los catalanes que se ofrecen a acercarnos hasta el coche, invitación que aceptamos gustosos. Allí hay un bar donde les invitamos a una cerveza en agradecimiento y que nos sienta de maravilla.

En resumen una excepcional jornada de montaña con un gran compañero en un día que se presagiaba de mal tiempo pero que no pudo ser mejor.

En Panorámicas360 los comentarios de los lectores importan. Participa, muchas gracias.

¡Anímate! Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This