Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Cresta este y norte del Maigmó


La escalada de la cresta este del Maigmó, también conocida como la cresta del Cantal del Pixador, es una actividad entretenida y con gran ambiente. Tiene un único paso de V (que se puede evitar por la izquierda) y varios de III aéreos y expuestos en roca bastante mediocre. Si además ascendemos a la cumbre del Maigmó (1.296 m) realizaremos una actividad muy completa.

La cresta la he escalado en varias ocasiones y aunque siempre he terminado en la cumbre del Maigmó, algunas veces he ascendido desde el Balcón de Alicante y otras por el cable de la norte. Me gusta más esta última opción, es algo más exigente tanto física como técnicamente y es la que os voy a reseñar.

El Maigmó oculto tras las nubes

Realicé la actividad en solitario y el descenso desde la cumbre de noche. Además la bajada la hice por el Racó de la Creu siguiendo una senda que era nueva para mi. Siempre había bajado desde el Balcón de Alicante hacia la urbanización l’Aljub, una bajada que implica 2 kilómetros de carretera y un rodeo. La que voy a reseñar me parece mejor alternativa ya que es más directa, evita la carretera y el entorno es más bonito (aunque la hice de noche, la luz de una de las tres super lunas de 2016 me permitió ver con bastante claridad lo que me rodeaba).

Cresta este del Maigmó o del Cantal del Pixador

Antes de nada un breve comentario sobre el nombre de la cresta que he leído en el blog de GeoElx y que transcribo literalmente porque me ha parecido gracioso:

La traducción del Cantal del Pixador sería “enorme piedra donde o desde donde se mea”, ya que pixador significa en castellano urinario o meadero.

Y hecho este breve comentario os cuento la ruta que hice.

Si quieres saber cómo acceder al inicio de la ruta te invito a leer este otro artículo donde lo explico detalladamente.

La excursión

Comienzo la actividad una húmeda tarde de domingo. A punto estoy de darme la vuelta porque cuando me acercó por la A7, unas densas nubes cubren casi toda la montaña. Menos mal que no lo hago, porque son precisamente esas nubes las que me van a permitir ver el atardecer más hermoso que he disfrutado nunca desde este pico.

Una de las tres super lunas de 2016 desde el Maigmó

Desde donde dejo el coche, en una curva de la carretera de servicio que viene de la gasolinera del Maigmó, veo la cresta frente a mi. Me dirijo a ella por una senda que pasa junto a un tanque de agua que rodeo por la izquierda. La senda se bifurca y tomo el ramal de la izquierda (por el otro volveré al final de la actividad). Poco a poco la senda se va perdiendo hasta que desaparece. Toca caminar campo a través con el inicio de la cresta como orientación visual.

Comienza la cresta. La primera parte, hasta franquear el paso de V, es la más difícil y comprometida. La roca está descompuesta y tengo la sensación que en cualquier momento se va a desmoronar. Voy despacio y con mucho tiento, probando con calma los agarres. Cuando llego a la base del paso clave lo evito por la izquierda. En otras ocasiones lo he hecho por la derecha, pero la última vez que vine con Óscar, Javi Fernández y Javi Castellanas me enseñaron este otro paso que me parece más natural. Por la derecha hay que desviarse demasiado.

La sierra del Cid con un hermoso mar de nubes desde el Maigmó

Tras superar este resalte la escalada se suaviza y la roca mejora. Aún queda algún paso aislado pero tras haber hecho lo más delicado estoy mucho más relajado y no tardo en terminar la cresta que muere en un collado. Desde aquí sale una senda que poco después se convierte en pista y que me conduce sin pérdida al Balcón de Alicante.

Tomo la carretera asfaltada rodeando el hombro norte de la montaña y me desvío por la primera pista que sale a mano izquierda. Esta pista me lleva sin complicaciones al coll de Xáu donde la abandono por un sendero que sale a mano izquierda y que conduce directamente a la base de las paredes de la cara norte. Vistas desde aquí parecen infranqueables.

La subida hasta las paredes es exigente pero no muy larga. Camino hasta llegar a su base y aún continúo unos metros hasta que veo la primera grapa. Es el indicador de que hay que tirar por ahí hacia arriba. Trepo con precaución ayudándome de alguna grapa aislada, cadenas y cable de acero que hay en varios puntos de la pared para ayudar a la progresión. La roca está mojada y me resbalo un par de veces sin consecuencias.

Este tramo hasta la cima puede resultar perdedor sino se conoce ya que hace un par de amplios zigzags para evitar las zonas más verticales. Yo no tengo problemas pues he subido por aquí en muchas ocasiones, pero si no has subido antes, presta atención a la ferralla y a las marcas de pintura verde. Hay pocas y están medio borradas pero ayudan.

Mar de nubes en la sierra del Cid

Por fin llego a la cumbre. Hace frío y sopla viento así que me pongo toda la ropa que he traído para disfrutar de los últimos rayos del día sobre un magnífico mar de nubes. Un plátano y un trago de agua y emprendo la bajada dirección al Balcón de Alicante al que llego de noche cerrada.

He de continuar unos metros en ligera ascensión por la pista por la que bajé hace apenas una hora. Al terminar la subida sale un camino a mano izquierda, lo tomo. El camino se va estrechando y se interna en un bosque de pinos. Voy muy atento porque se que tengo que desviarme por una senda que sale a mano derecha y que desciende por el Racó de la Creu. Unos mojones señalan el desvío que debo tomar. La senda es empinada, imprecisa y con tramos descompuestos, así que en un par de ocasiones la pierdo aunque siempre vuelvo a ella.

Voy pendiente de continuar por el fondo del barranco porque sé que siguiéndolo llegaré a la pista de abajo. Efectivamente salgo a la pista y en el primer cruce me desvío a la derecha por otra que muere en un sendero.

El sendero desaparece y me veo obligado a bajar campo a través hasta que doy con otro que bordea la montaña, pasa junto a una casa y por fin por el depósito de agua donde comencé a caminar. Unos metros delante termina la ruta.

He disfrutado en solitario de una buena actividad montañera en una zona agreste y bien conservada de la provincia de la Alicante. La recomiendo a todo aquel que tenga la preparación técnica necesaria.

Resumen de la actividad

Sierra del Maigmó, Alicante

Escalada de la cresta este y ascensión a la cumbre por las cadenas de la norte

11 de diciembre de 2016

7,7 kilómetros

1.022m

3 h 23 min

Nubes y claros. Bajas temperaturas y mucha humedad

Enlace al track en Wikiloc

Mapa de la ruta

Galería de fotos

En Panorámicas360 los comentarios de los lectores importan. Participa, muchas gracias.

No hay comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Vía ferrata de la norte del Cid de noche | Blog de montaña de Pels - […] que seguís este blog conocéis mi afición de realizar excursiones senderistas nocturnas, sobretodo en época estival. Este año además…

¡Anímate! Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This