Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Cabo de Santa Pola – Isla de Tabarca en paddle surf


La cima no es más que el sitio donde la panorámica alcanza los 360 grados”. Me encanta esta frase que aparece en el libro de Carlos Suárez Morir por la cima porque le da sentido al nombre de este blog. Pero no solo en la cima, también en el mar la panorámica es de 360 grados. Así que en Panorámicas360 también caben actividades náuticas (de hecho esta no es la primera, aquí puedes leer otra). Además a mi me gusta cualquier actividad que se desarrolle en el medio natural, aunque es obvio que tengo predilección por la montaña.

Tras esta introducción para excusarme por hablar de una actividad lejos de las alturas vamos al lío con una náutica.

Ferrero e Isidoro durante la travesía entre el cabo de Santa Pola y la isla de Tabarca

La idea de realizar la travesía Santa Pola – Isla de Tabarca en paddle sup la tengo en mente desde el mismo día que compre la tabla. Es una travesía que he realizado en kayac con el Club Náutico de El Campello y a nado (en dos ocasiones) en la famosa prueba que organiza el Club Natación Alone Santa Pola. Esas travesías fueron para mí unas magníficas experiencias, así que tenía muchas ganas de probar con el paddle. Por cierto, la travesía a nado es la de mayor participación en aguas abiertas de toda España y forma parte del listado de las 100 mejores del mundo, si tienes oportunidad no te la pierdas.

Isla de Tabarca y Reserva Marina

La Isla de Tabarca, la única habitada de la Comunidad Valenciana, se encuentra a unas tres millas náuticas al sureste del cabo de Santa Pola y a ocho de la ciudad de Alicante, término municipal al que pertenece. Es una de las 10 Reservas Marinas de España, la primera que se creó, en el año 1986, basándose en un estudio elaborado por la Universidad de Alicante en el que se puso de manifiesto el buen estado del medio marino y de las comunidades biológicas que lo habitan.

Sus fondos albergan praderas de Posidonia oceánica en óptimo estado de conservación. El oxígeno producido por esta planta depura y enriquece las aguas mientras la cobertura vegetal de la pradera sirve de refugio para gran cantidad de larvas y alevines de peces. Las raíces de la planta contribuyen a la formación y conservación de las playas, y los arribazones de las hojas muertas forman lechos característicos en la costa, que aunque incomodan a los turistas, indican el buen estado de conservación de los fondos circundantes.

Un sendero que rodea la isla permite contemplar el paisaje litoral y seguir los movimientos de las aves marinas. Sus aguas cristalinas, su abundante fauna y flora y sus fondos marinos, muy apreciados por los amantes del submarinismo, tienen un encanto especial y todo el que la visita se enamora.

Isla y faro de Tabarca desde la isleta de la Galera

En sus orígenes atrajo a piratas berberiscos y para acabar con ellos, en el siglo XVIII se amuralló y se instalaron allí familias de pescadores que vinieron de la ciudad tunecina de Tabarka (de ahí su nombre actual).

Yo le tengo mucho cariño y además de ir en muchas ocasiones a pasar el día, como hacen la mayoría de los alicantinos de vez en cuando, he estado durmiendo en un par de ocasiones (una de ellas en nochevieja). Dormir en la isla no tiene nada que ver con pasar allí el día. Cuando se marcha la última tabarquera la paz que envuelve el lugar es sobrecogedora. Por cierto, lo pasar allí la noche fue gracias a mis amigos David e Isabel, las dos personas que conozco que más aman y saben de está isla.

Si quieres más información de la isla te invito a descargar este PDF, y si lo que quieres es visitarla tienes servicio de barcos desde los puertos de Santa Pola, Alicante, Benidorm (los barcos de Benidorm hacen parada en el puerto de El Campello) Guardamar y Torrevieja.

Travesía en paddle surf desde el cabo de Santa Pola a la isla de Tabarca

La actividad se la propongo a bastante gente, pero al final solo vamos Isidoro (en kayak), Simón, José Ferrero y yo.

Quedamos pronto para encontrar el mar en las mejores condiciones posibles, se esperan vientos intensos de sur a partir de mediodía y no queremos estar en el mar cuando lleguen.

A las 7:00h estamos en el cabo de Santa Pola y mientras Ferrero saca su armónica y nos regala un magnífico blues, el resto preparamos el material para la actividad. El momento es mágico.

Antes de que salga el sol, ya estamos en el mar. Amanece sobre un cielo cubierto y tal y como comenta Isidoro parece que navegamos hacia Mordor. Aún así paleamos tranquilos, sin prisa y disfrutando del momento con nuestro objetivo, la isla de Tabarca, en el horizonte. Poco a poco el cielo se va despejando y el mar que estaba algo picado comienza a calmarse. Tras hora y cuarto llegamos al puerto de Tabarca.

Isidoro entrando en el puerto de Tabarca

Se ha quedado un mañana magnífica y me apetece dar la vuelta a la isla, Isidoro me acompaña mientras Simón y Ferrero nos esperan en el bar.

Bordeamos la isla dirección este hasta llegar a Punta Falcón donde cambiamos a rumbo oeste. Nos dirigimos a la Isleta de La Galera donde hacemos una parada para tomar fotos del paisaje y de las aves (cormoranes, gaviotas y charranes sobre todo). El mar tiene el agua transparente y da gusto navegar por aquí, estamos solos y la paz es total.

Continuamos hasta la Playa de Tabarca donde desembarcamos para ir a buscar a nuestros amigos que están tranquilamente almorzando en un bar, les acompañamos.

Aún no ha llegado la primera tabarquera y la isla está prácticamente desierta.

Tras el almuerzo reponedor nos ponemos en marcha, pero antes Ferrero nos regala otro blues de los que ponen los pelos de punta, un lujo.

Desde la playa nos dirigimos a la cova del Llop Marí que investigamos a fondo. En un momento conseguimos meter las cuatro embarcaciones en lo más profundo de la cueva, aunque para ello nos vemos obligados a tumbarnos sobre las tablas y entrar de uno en uno porque la entrada es estrecha, en el interior se abre. Estamos encantados.

Cueva del Llop Marí en la isla de Tabarca

Salimos de la cueva y emprendemos la vuelta tranquilamente cada uno a su aire. Llegamos a nuestro destino a las 12:15h cuando el viento está empezando a levantar, desde luego hemos triunfado con el horario una hora más tarde no me habría gustado estar en el mar.

Para celebrar la actividad como es debido Simón nos lleva al bar Quesada en Santa Pola, que aunque está en la otra punta del pueblo (en Playa Lisa), merece la pena, es económico y súper bueno. Allí nos deleitamos con unas cervecillas y algunas tapas. Un final perfecto para una actividad perfecta.

Ya tengo en mente nuevas rutas en paddle que espero poder contaros en el futuro. ¡Hasta la próxima!

Resumen de la actividad

Reserva Natural Isla de Tabarca (Alicante)

Cabo de Santa Pola – Isla de Tabarca

4 de noviembre de 2017

13,96 kilómetros

4 h 38 min

Nublado a primera hora luego despejado, temperatura agradable. Mar en calma

Enlace al track en Wikiloc

Mapa de la ruta

Galería de fotos

En Panorámicas360 los comentarios de los lectores importan. Participa, muchas gracias.

¡Anímate! Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This