Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Micro generador eléctrico PowerSpot

Hoy quiero hablaros de un nuevo gadget que ha llegado a mis manos. Se trata del PowerSpot. Los aparatos PowerSpot son generadores eléctricos portátiles de corriente continua alimentados por combustión externa, refrigerados por agua o aire, prácticamente libres de mantenimiento y averías, y pensados para utilizar en actividades al aire libre.

Estaréis pensando, vale, pero para qué sirve eso. Dejar que me explique. El PowerSpot es una pequeña cacerola en la que podemos cocinar nuestros alimentos, calentar agua o cualquier otro líquido, y aprovechando la energía generada por la diferencia de temperatura entre la llama y la parte superior, conseguir la electricidad suficiente como para cargar nuestro móvil, tablet, GPS, baterías, e incluso hacer funcionar una bombilla de leds que viene incluida en el pack. Tiene un cable que sale de la parte de abajo al que se pueden conectar, dependiendo del modelo, hasta dos dispositivos.

Es curioso, porque recuerdo que cuando estaba realizando el curso de Técnico Deportivo, durante uno de los múltiples vivacs que hicimos, al sacar un Jetboil –infiernillo ligero y ultracompacto– Josemi, al ver su aspecto tan marciano, estuvo bromeando sobre la existencia unas cacerolas que permitían cargar móviles mientras cocinabas. Hubo mucho cachondeo –de hecho no sabíamos si lo decía en serio o hablaba de coña– y nos reímos a raíz de aquello. Se ve que Josemi ya conocía el aparato en cuestión. Lo cierto es que el Jetboil y el PowerSpot tienen un parecido físico razonable, aunque el PowerSpot además de servir para cocinar permite cargar esos aparatos eléctricos que cada vez más nos acompañan en nuestras excursiones.

PowerSpot Lanyard + extended y Micro

PowerSpot Lanyard + extended y Micro

 

Pero vayamos al grano, ¿es este un aparato realmente útil para montañeros? No cabe duda de que la idea es buena, yo diría aún más, brillante. Sin embargo quizá tenga alguna pega.

A mis manos han llegado dos modelos con usos algo diferentes. Por una parte está el modelo Lanyard + Extended, que aunque no está pensado para alpinistas, es del primero que os voy a hablar por ser este el primero que probé. Luego os hablaré del Micro que sí está enfocado a nuestro colectivo.

Lanyard + Extended

La primera sensación que tuve nada más cogerlo fue que es muy pesado –concretamente 1,271 kg–. Es un modelo grande no pensado para llevarlo en la mochila, aunque cabría sin problemas. Sin embargo este peso incluye todos y cada uno de los extras que vienen en su interior que son los siguientes: Bombilla PowerSpot de leds, cilindro extensor, adaptador para bombilla E14, conector doble, adaptador USB y la bolsa de transporte de neopreno. De casi todos estos elementos, aunque dependiendo de la actividad, podemos prescindir. Concretamente si te vas únicamente con el Lanyard y el adaptador USB su peso se reduce a tan solo 577 g y su funcionalidad es prácticamente la misma. Así que dependiendo de tus necesidades puedes llevar el pack completo o únicamente una parte.

Todo lo que encontramos en el interior del pack

Todo lo que encontramos en el interior del pack PowerSpot Lanyard + Extended

Quise hacer la comprobación de si un cartucho de gas –de los más pequeños– cabe en su interior. A pesar de tener un diámetro ligeramente más grande que el Jetboil –en el que si cabe el cartucho–, su pared es más gruesa y por apenas 1 mm no es posible introducirlo. No se si el grosor de la pared es por motivos técnicos, pero creo que reducirlo ligeramente sería un acierto.

Lo probé en casa sobre la vitrocerámica únicamente para hacerme un poco con su uso. En seguida me dí cuenta que usarlo es tan sencillo que la prueba en cuestión era del todo innecesaria.

Por último lo probé en el campo. Aproveché un viaje familiar a Granada, y estando en la casa de campo de mi amigo Poli les enseñé el artilugio –tanto a Poli como al resto de amigos que estábamos allí reunidos– y nos pusimos manos a la obra. La primera decepción para mi fué que no es compatible con el Jetboil –ya sé que estoy un poco pesado con el Jetboil, pero es que es mi infiernillo habitual– porque el diseño de este infiernillo está pensado para que no se cuele el aire por casi ningún lado para evitar fugas de calor, y la superficie completamente plana de la base del PowerSpot hace que la llama salga caóticamente en todas las direcciones con grave peligro de quemar algo (incluso el propio cable del aparato).

Poli probando el PowerSpot Lanyard + Extended

Poli probando el PowerSpot Lanyard + Extended.

Así pues probamos con el infiernillo de Poli –uno de montaña ligero– y esta vez si, todo funcionaba perfectamente. Os dejo un cuadro con los pros y los contras que le vimos:

Pros

  • Excelente idea
  • Se puede cocinar en su interior y cargar al mismo tiempo
  • Se puede utilizar con cualquier líquido
  • Posibilidad de cargar e iluminar al mismo tiempo (la potencia no debe exceder los 20W de pico)
  • Funciona con una pequeña llama
  • Facilidad de uso

Contras

  • Peso excesivo dependiendo del modelo y contenido
  • Voluminoso

Fotos del Lanyard + Extended

Está claro que este modelo no cumple las expectativas de nuestro colectivo, sin embargo, tal y como apuntaba arriba existe otro modelo, el PowerSpot Micro, que sí está pensado para nosotros.

PowerSpot Micro

El peso de este modelo con todos sus componentes (bombilla de leds, cable adaptador USB, rejilla y funda de neopreno) es de 397 gr. Este peso se ve reducido a tan solo 260 gr si llevamos únicamente lo imprescindible para cargar el móvil o el GPS. Su volumen es también mucho menor. Sin embargo este menor tamaño exige prestar atención a la evaporación del líquido, ya que mientras tenga una fuente de calor debe contener líquido en su interior, de lo contrario el aparato se estropea.

PowerSpot Micro con todos sus componentes

PowerSpot Micro con todos sus componentes

Me gusta mucho que hayan incluido una sencilla rejilla con cuatro patas gracias a la cual, esta vez sí, lo puedo usar con mi infiernillo.

Veamos los pros y contras:

Pros

  • Excelente idea
  • Se puede calentar agua o leche y cargar al mismo tiempo
  • Se puede usar con cualquier líquido
  • Funciona con una pequeña llama
  • Facilidad de uso
  • Poco peso y volumen

Contras

  • Para hacer montaña requiere llevar cartuchos de gas extra
  • Muy pequeño para cocinar

Me alegra que desde PowerSpot hayan pensado en las necesidades de los distintos colectivos y hayan desarrollado distintos modelos atendiendo a dichas necesidades. El tiempo dirá si finalmente es tan práctico como parece y si su uso se extiende en montaña.

  • Lanyard+ Extended 850 Gr. 20W. Alto: 149mm. Diámetro: 100mm.
  • Lanyard+ 562 Gr. 20W.  Alto: 65mm. Diámetro: 100mm.
  • Micro 290 Gr. 10W. Alto: 85mm. Diámetro: 65mm.
  • Nano 250 Gr. 10W. Alto: 50mm. Diámetro: 65mm.

Según el fabricante el consumo de estos aparatos ronda los 45 Gramos de gas alcohol o queroseno/hora

El fabricante también dispone de los modelos Thermix y Minithermix que, al estar refrigerados por aire, no necesitan supervisión ninguna y además pueden calentar una estancia de 25m2  sin ningún problema.

Un último apunte, seguramente estarás pensando que se trata de un invento americano, pues no. Una de las cosas que me ha llamado mucho la atención de este aparato es que tanto la idea como la fabricación son españolas, también nosotros valemos para inventar nuevos y prácticos productos.

En Panorámicas360 los comentarios de los lectores importan. Participa, muchas gracias.

No hay comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Comparando los modelos Lanyard+ Extended y Micro - […] PelsPuedes leer su comparativa completa en su blog, “Panoramicas 360”.Categorías : Historias […]
  2. Sorteo PowerSpot Lanyard | El blog de montaña de Pels - […] Power Spot? Si es así sigue leyendo porque voy a organizar un sorteo en el que regalaré un PowerSpot…

¡Anímate! Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This