Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Arista de la Ruptura Democrática al pico Juego de Bolos en Sierra Nevada


Nuestra intención inicial era escalar el Gran Espolón de la Alcazaba, pero según se aproximaba el fin de semana la meteo hizo que nos replantearnos la actividad. Cuando Oscar y yo salimos de Alicante el viernes por la tarde aún no teníamos claro que haríamos, aunque el Espolón de la Alcazaba estaba descartado. Daban lluvia para la tarde del sábado y el viernes había caído mucha agua dejando la pared empapada. Definitivamente no eran las mejores condiciones para afrontar este pequeño reto. Poli, que nos esperaba en Granada, había propuesto el Pico Juego de Bolos (3.022 m) por alguna de sus aristas y eso llevábamos en mente.

La idea era aproximar el viernes hasta la Majada del Palo. Allí existe un pequeño refugio-vivac donde podríamos pasar la noche. Pero cuando pasamos a recoger a Poli por su casa, nos propuso dormir en el refugio del Aceral una alternativa algo más larga, pero también más cómoda. Después de las intensas lluvias no sabíamos en qué estado se encontraría el de la Majada del Palo y si además había llegado alguien antes que nosotros tendríamos que vivaquear fuera sobre suelo mojado (como he dicho es un pequeño cobertizo y en él apenas caben tres personas). Por otra parte era probable que por la noche lloviera.

Disfrutando de la escalada de la Arista Democrática en Sierra Nevada

La opción de dormir en el refugio del Aceral nos convenció de inmediato tanto a Oscar como a mi. El sábado nos tocaría una aproximación más larga pero a cambio descansaríamos mucho más cómodos.

Así pues la actividad se iba aclarando poco a poco. Este es el plan que terminamos de definir poco antes de salir. El viernes aproximación hasta el refugio del Aceral, el sábado iríamos hasta la base del pico Juego de Bolos al que subiríamos por alguna de sus aristas. Si teníamos fuerzas el mismo sábado volveriamos a Granada para dormir en casa de Poli.

Arista de la Ruptura Democrática (AD, 400 m) al Pico Juego de Bolos (3.022 m)

Descripción

Vía con gran ambiente que recorre la afilada arista que queda a la derecha del corredor Lorente Monleón, el primer corredor que encontramos cuando subimos desde la Majada del Palo. La vía asciende por el filo de la cresta remontando varios resaltes de dificultad moderada (III+, IV-) que alternan con tramos más sencillos. Las mayores dificultades se encuentran en el principio y el final de la escalada.

La arista finaliza en un resalte de la Loma de las Casillas a 2.910 m y subir a la cumbre del Juego de Bolos a 3.022 metros es opcional.

Acceso

Desde Güejar-Sierra tomamos el carril para turismos que va junto al río Genil y que se dirige a la confluencia de este río con el barranco de San Juan. Se trata de un estrecho camino en el que en algunos de sus puntos no caben dos coches enfrentados. Al final de esa pista hay un pequeño aparcamiento frente a un merendero donde se puede dejar el coche.

Aproximación

Antes de nada decir que la aproximación hasta la base de la Arista de la Ruptura Democrática es una actividad en sí misma, una actividad larga y exigente.

Comenzamos nuestra ruta por la excepcional e inexcusable Vereda de la Estrella, antiguo camino carretero por donde los bueyes bajaban los materiales de las explotaciones mineras. A día de hoy esta senda sirve de acceso para adentrarse en la vertiente norte de la Sierra hacia los tresmiles más salvajes en sus caras más solitarias.

Poli y yo pasando junto a "El Abuelo", un árbol monumental muy famoso de Sierra Nevada que se encuentra en la Vereda de la Estrella

Vadeamos el río Genil por un puente peatonal frente al merendero e iniciarmos la vereda por la vertiente orográfica izquierda. Tras algo menos de un kilómetro la vereda se une al Sulayr, sendero circular de Gran Recorrido (GR 240) que permite a través de sus más de 300 kilómetros descubrir este magnífico Parque Nacional.

El camino, que discurre por un profundo desfiladero, sigue paralelo al río que se encuentra varios metros por debajo de la senda. Una espesa masa forestal nos separa del mismo. A unos 2 kilómetros el sendero pasa junto a un espectacular castaño conocido popularmente como “El Abuelo”. Se trata de un árbol catalogado como “Árbol Singular de Andalucía”. Es posible que sea milenario aunque no se ha determinado su edad. Es un árbol famoso entre lugareños y montañeros.

Tras caminar otros 2 kilómetros llegamos a un desvío a mano izquierda que se dirige a la Cuesta de los Presidiarios y por el que abandonamos la Vereda de la Estrella. La senda desciende a través de un húmedo robledal y denso sotobosque hasta el mismo río pasando junto a lo que queda del refugio de Vadillo. Este vergel en la umbría contrasta con la solana por donde continua nuestra ruta, y donde la vegetación cambia a pinos de repoblación y cipreses.

Descenso hacia el río Genil desde la Vereda de la Estrella

Cuenta la leyenda que por la Cuesta de los Presidiarios iban los condenados a galeras camino de la costa de Almería purgando así su primera pena a través de esta subida y la loma del Calvario que realizaban descalzos. A la loma del Calvario nosotros no llegamos ya que cuando el camino se aproxima a la divisoria nos desviamos a la derecha continuando por la vertiente del Genil.

Tras el desvío llegamos al refugio de la Cucaracha (nombre puesto por los montañeros por su color y forma) de noche cerrada y hacemos una parada para tomar algo. El refugio se encuentra en muy buen estado y dudamos en pasar allí la noche. Sin embargo decidimos continuar, pues todo lo que avancemos hoy no tendremos que hacerlo mañana. Después de tomar algo rápido nos despedimos del único montañero que hay allí y que viene a hacer montaña en solitario y a desconectar del mundo, un planazo.

Tras un paseo que se me hace mucho más corto de lo esperado llegamos al refugio del Aceral que se encuentra en peor estado que el de la Cucaracha pero que para nosotros es perfecto. La única pega que le veo es que tiene la puerta rota y temo que los zorros entren por la noche, cosa que al final no ocurre.

Nos instalamos, cenamos y nos vamos dormir.

Mulhacén, Juego de Bolos y Puntal de la Caldera desde el refugio del Aceral en Sierra Nevada

El despertador suena a las 6:00 h y a las 7:00 h ya estamos de nuevo en marcha. Cruzamos el barranco del Aceral y tras una ligera subida comenzamos una media ladera en suave descenso hasta llegar al barranco de Lucía. Al llegar a ese punto bajamos una fuerte pendiente buscando la confluencia de los ríos Valdecasillas y Valdeinfiernos que cruzamos por un puente de madera y nos incorporamos de nuevo a la Vereda de Estrella.

Quince minutos después llegamos a Cueva Secreta. El lugar se reconoce por la existencia de dos abrigos naturales que pueden ser utilizados como eventuales refugios. En este punto cruzamos el río Valdeinfierno por un pequeño puente de madera.

Frente a nosotros tenemos un promontorio con dos encinas que están en la divisoria y a donde nos dirigimos siguiendo una diagonal ascendente. Una vez en el promontorio abandonamos la vertiente del Valdeinfierno y pasamos a la del Valdecasillas caminando ahora por terreno más suave. Pasamos junto a la Majada del Palo, una gran explanada situada en la Loma de las Casillas que nos cuesta un poco localizar. Menos mal que no vinimos aquí ayer por la noche porque no creo que la hubiéramos encontrado y nos habría tocado vivaquear.

Observando las grandes nortes de Sierra Nevada: Alcazaba, Mulhacén, Juego de Bolos y Puntal de la Caldera

Hacemos una parada para tomar algo junto al refugio-vivac de la Majada del Palo y dejamos todo lo que podemos allí para hacer la actividad lo más ligeros posible. Tras la parada continuamos por la misma senda que discurre paralela al río Valdecasillas y que pasa junto al conocido como Prado de las Víboras. Mi amigo Domingo (de los Carrozas Climbing) me dijo que su nombre no es casual y que él mismo lo pudo comprobar en un vivac años atrás en el que apenas descansó por culpa de estos ofidios. Así que si piensas vivaquear por la zona tenlo en cuenta.

Continuamos nuestra ruta y en otra de las paradas que hicimos tuve una magnífica sensación de la que escribí un pequeño texto que a continuación reproduzco:

Cabras habíamos visto muchas, en Sierra Nevada están por todos los lados, y zorros aunque no vimos no habrían causado el mismo efecto (o quizá sí, tuve la misma sensación con un zorro, también en Sierra Nevada cuando atravesamos los Lavaderos de la Reina en esta otra excursión). El caso es que esta vez fueron los jabalíes.

Poli nos estaba dando una de sus lecciones magistrales de botánica. Nos había asignado una planta a cada uno. A mi el agracejo (Berberis vulgaris subsp. granatensis) que justo estábamos viendo. Giré ligeramente la cabeza y los ví. Estaban a menos de 20 metros de nosotros al otro lado del río Valdecasillas. No se si sabían que estábamos allí. Desde luego si lo sabían les dio igual. Siguieron tranquilos a su ritmo ladera arriba.

No solo fueron los jabalíes, el entorno con la Alcazaba y el Mulhacén de fondo, los prados de alta montaña floridos y espectaculares debido al deshielo. Y nosotros tan pequeños en ese maravillo lugar. Todo contribuyó a generar en mí una sensación difícil de explicar en la que me sentí pequeño en un lugar salvaje. Una sensación muy intensa y agradable.

No voy al monte a buscar esas sensaciones. Voy porque me gusta caminar, escalar o realizar alguna otra actividad. Pero las veces que las he sentido ha sido algo mágico y en esta excursión me ocurrió.

Sendero junto al río Valdecasillas. Mulhacén y Pico Juego de Bolos en el fondo del valle

Pero volvamos a la actividad. Continuamos nuestra ruta aproximándonos a una muralla rocosa que cierra el fondo del valle y que bordeamos por la izquierda. Justo después abandonamos la orilla del río para girar al oeste buscando el contrafuerte donde comienza la Arista de la Ruptura Democrática. La arista la atacamos después de un pequeño flanqueo a la derecha lugar donde nos ponemos el arnés.

Material

Para esta actividad llevábamos crampones, piolets, dos cuerdas de 30 metros, algún fisureros, dos friends y por supuesto el casco. Aunque comenzamos la actividad con el arnés por lo que pudiéramos encontrar, no sacamos la cuerda ni nos hicieron falta crampones ni piolet porque quedaba muy poca nieve. Sin embargo dependiendo de las condiciones de la pared y de lo cómodo que te sientas en este terreno puede ser necesario el uso del material de escalada.

Escalada de la Arista de la Ruptura Democrática

Óscar sale el primero, yo le sigo y Poli cierra el grupo. Me siento muy a gusto escalando entre mis dos amigos. El terreno es sencillo y progresamos realizando continuas trepas de III o III+ hasta llegar al filo de la arista punto en el que sobrepaso a Óscar. Alguna trepa más del mismo estilo y llegamos a terreno mucho más fácil en el que ni siquiera usamos las manos. La última parte de la vía es quizá lo más delicado de la misma con algún paso aislado de IV-. Aunque nos surge alguna duda en determinados puntos de la arista, buscamos lo más sencillo inspeccionando un poco y siempre acabamos encontrando el camino correcto. La arista termina en un resalte de la Loma de las Casillas donde hacemos otra parada. A pesar de sus 400 metros se hace corta, es una arista que disfruta.

Escalando la Arista de la Ruptura Democrática al Pico Juego de Bolos en Sierra Nevada

Una espesa niebla nos impide ver la Alcazaba pero según he leído las vistas son espectaculares, una pena no poder disfrutarlas.

El Pico Juego de Bolos queda bastante cerca del final de la arista y la verdad es que tengo ganas de subirlo. Pero ni Óscar (que dice que lo subirá cuando haga la vía Lorente Monleón) ni Poli (que ya lo ha subido varias veces) quieren ascenderlo, así que me voy solo. Ellos me esperan en el resalte mientras comen algo y descansan. En menos de los esperado me encuentro en la cumbre rodeado de una intensa niebla que me impide disfrutar de la norte del Mulhacén y de la Alcazaba. Un poco decepcionado vuelvo sobre mis pasos hasta donde están mis amigos. Espero acompañar a Óscar el próximo invierno en la Lorente Monleón y así poder disfrutar de las vistas.

Juntos emprendemos la bajada por la Loma de las Casillas. Óscar algo más por la derecha y Poli y yo por la izquierda. Tras bajar lo más delicado nos volvemos a encontrar y continuamos juntos hasta la Majada del Palo. Hacemos otro descanso y comemos algo disfrutando del entorno que aquí está despejado. Las nubes se han quedado pegadas a las cumbres de la Sierra.

Hay una gran cantidad de cabras monteses y un grupo de jabalíes (probablemente los mismos que vimos por la mañana) están justo frente a nosotros en la otra vertiente del río al inicio del Espolón de la Alcazaba.

Macho montés en la Vereda de la Estrella de Sierra Nevada

Tras el descanso decidimos que realizaremos toda la bajada para esta noche dormir en Granada.

La vuelta la hacemos siguiendo la Vereda de la Estrella y se hace muy, muy larga. Los dos últimos kilómetros (desde el castaño del Abuelo) se convierten para mi en una auténtica agonía porque me han salido ampollas en las plantas de los pies a causa del calor. Me he venido con las botas de invierno y podríamos haber hecho la actividad con zapatillas de montaña.

Por fin llegamos. Nos cambiamos y nos vamos al bar Fali de Cenes de la Vega a darnos un merecido homenaje. El escándalo del lugar contrasta con la paz de las últimas 24 horas pero no impide que disfrutemos de la cena y las cervezas.

El domingo volvemos por la mañana a Alicante después de desayunar en casa de Buitre que no ha podido acompañarnos a esta actividad pero que nos invita al desayuno para vernos aunque sea un rato. También viene Edu un viejo amigo al que hacía muchos años que no veía.

Ha sido una gran actividad que he disfrutado mucho con dos grandes amigos y montañeros. A Óscar lo veo más a menudo, pero con Poli hace casi un año que no hacía montaña (fue cuando fuimos a la Sierra de Cazorla) y el reencuentro siempre se agradece. Además me gusta mucho volver a Granada y ver a los viejos amigos con los que tanto me cuesta reunirme.

Resumen de la actividad

Parque Nacional de Sierra Nevada (Granada)

Arista de la Ruptura Democrática (AD, 400 m)

16 de abril de 2017

8,58 + 23,75 kilómetros

1.005 + 2.447 metros

3 h 16 min + 14 h 9 min

Despejado en el valle y cubierto en las cumbres

Enlace al track en Wikiloc del primer día Enlace al track en Wikiloc del segundo día

Mapas de la ruta

Galería de fotos

En Panorámicas360 los comentarios de los lectores importan. Participa, muchas gracias.

2 Comentarios

  1. Bonito relato Pels!!
    Adentrarte en sierra nevada por la verea para una actividad alpina, ya tiene su merito. Vaya palizón, estais mas fuertes que el vinagre. Original manera de subir al juego de bolos, muy chula la arista.
    No sabía que el refugio del aceral tiene la puerta rota, que desastre, si lo acababan de arreglar. Yo estuve en diciembre y estaba bien….hasta la chmenea tiraba de maravilla. Una pena.
    Andres

    • Muchas gracias Andrés.
      Sé, porque me lo ha dicho Óscar, que te gustan mucho este tipo de actividades, así que coincidir en alguna va a ser cuestión de tiempo. A ver si es el próximo invierno.
      ¡Saludos!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Gran Espolón de la Alcazaba | Blog de montaña de Pels - […] he titulado este artículo “Espolón de la Alcazaba”, al igual que ocurrió cuando hicimos la Arista de la Ruptura…

¡Anímate! Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This