Recibe cada nuevo artículo por correo electrónico.
No envío spam

He leído y acepto la política de privacidad
Senderismo en los Montes Tatra

Senderismo familiar en los Montes Tatras

Senderismo en Eslovaquia

En la página Libros de montaña de este blog, hay tres referidos a himalayismo polaco en los que se habla de cómo los grandes alpinistas de este país se forjaron como tales en los Montes Tatras.

Estos libros son:

Este fue el motivo por el que cuando Cris y yo decidimos que nos íbamos de viaje familiar a Polonia, incluimos una parada para conocer estas montañas, aunque solo fuera por encima.

Está pequeña cordillera también conocida como Los Tatras (a secas), forma parte de Los Cárpatos occidentales y hace de frontera entre Eslovaquia y Polonia.

A pesar de ser la mayor cordillera de los Cárpatos, está considerado como el sistema alpino más pequeño del mundo. Cuenta con especies protegidas como el oso pardo, el lobo, el lince o el alce, que conviven en los numerosos bosques de los valles glaciares.

Pau dando saltos
Pau dando saltos

Ahora algo sobre esos escaladores polacos gracias a los cuales estamos aquí.

En la llamada Edad de Oro del himalayismo a finales de los años 70 y en los 80 del pasado siglo, los alpinistas polacos demostraron talento, imaginación y perseverancia en las montañas más altas del planeta.

Año tras año sorprendían al mundo con una nueva gesta: ascensiones non stop, nuevas rutas con pasos de escalada en roca a más de ochomil metros, estilo alpino llevado a sus últimas consecuencias… parecía que nada podía detenerlos.

Y eso por no hablar de himalayismo invernal. En aquellos años todas las montañas nepalíes de más de 8.000 metros, excepto el Makalu y el Shisha Pangma, fueron reconquistadas en invierno por los llamados hombres de acero polacos. En palabras de Bernadette McDonald, vicepresidenta de Mountain Culture en The Banff Centre, el himalayismo invernal era un asunto estrictamente polaco.

Durante esos años fueron sin duda la élite mundial del Himalaya.

Y por último nuestra experiencia en los Tatras, las montañas que los forjaron.

Comenzando nuestra ruta por los Tatras eslovacos
Comenzando nuestra ruta por los Tatras eslovacos

Senderismo en los Montes Tatras

Zakopane

Nuestro alojamiento está en las afueras de Zakopane una población situada en la falda de los Tatras que es muy popular en Polonia. De hecho es el destino turístico de montaña más masificado que he visto nunca, más aún que Chamonix y por supuesto mucho más que Benasque.

Pero al contrario que en Chamonix o Benasque, la mayoría de la gente con la que nos cruzamos no tiene ninguna pinta de montañera. Su aspecto se asemeja más al de un veraneante de cualquier ciudad costera del Mediterráneo. Sin embargo, vamos a comprobar que con pinta o sin ella, casi todos salen al monte.

En Zakopane y los alrededores hay grandes atascos y por la calle muchísima gente. Y esta masificación se extiende a los alrededores. Por lo visto en invierno es aún peor ya que es la principal zona de esquí de Polonia.

Bucólica pradera llamada Bielovodská Dolina
Bucólica pradera en el paraje llamado Bielovodská Dolina

Esta exagerada cantidad de gente provoca que tengamos que cambiar nuestro plan inicial, que consistía en subir al pico Kasprowy Wierch (1.987m) usando el teleférico y hacer una excursión de bajada hasta Zakopane pasando por varios lagos.

Resulta que los tickets del teleférico están todos vendidos para los próximos 2 días que es todo el tiempo que vamos a pasar en esta zona.

Así pues, con un mapa recién adquirido diseño una ruta alternativa para subir a los lagos por otro sitio. Pero tampoco podemos hacerla porque al llegar al parking hay un atasco monumental y no hay sitio para aparcar. Estamos alucinando.

Seguimos por la misma carretera que cruza la frontera de Eslovaquia. Aquí podemos aparcar en el arcén de la carretera y emprendemos una ruta por este país que ni siquiera entraba en nuestros planes visitar. Tomamos el primer sendero señalizado que vemos.

Este sendero discurre junto a un río por la ribera opuesta del que tenía previsto, pero a diferencia de aquel, por este, que como ya he dicho se encuentra en la vertiente eslovaca no camina nadie, mientras que al otro lado, en la vertiente polaca está hasta arriba de senderistas.

Precioso camino por donde discurre esta ruta senderista en los Montes Tatras
Camino por donde discurre esta ruta senderista en los Montes Tatras

Ruta senderista por los Tatras eslovacos

La ruta, balizada con marcas de pintura blanca, azul y blanca, discurre por una pista en el fondo de un valle glaciar llamado Dolina Bialki (valle Bialki) que con más de 10 km de longitud es el segundo más grande de los Altos Tatras.

Caminamos en suave ascenso junto al río Bialka (el que da nombre a este valle) que hace de frontera entre Polonia y Eslovaquia.

Llegamos a una bucólica pradera donde la vista se abre y podemos ver al fondo los grandes picos de los Montes Tatras en todo su esplendor. El lugar se llama Biélovadská Dolina.

Hay mesas, bancos y una fuente, pero avanzamos un poco más por la pradera hasta un lugar donde hay una mesa cubierta con un techado donde estamos a resguardo del sol. Aquí comemos. A lo largo de la ruta hay varias de estas curiosas construcciones que sirven de protección frente a los elementos. De hecho hace un rato hemos hecho otra parada en otra construcción exactamente igual que esta.

Espeso bosque cubierto de musgo y líquenes
Espeso bosque cubierto de musgo y líquenes

Después de comer continuamos nuestra ruta valle arriba.

Llegamos a la confluencia de dos ríos que al unirse dan lugar al Bialka. Son el polaco Rybi Potok y el eslovaco Biela Voda. El primero forma una bonita cascada justo antes de unirse al segundo.

A partir de aquí y hacia el sur, es la cresta que se eleva entre estos dos ríos hasta el pico Rysy (2.499 m), el más alto de Polonia, la que hace de frontera.

Cruzamos un puente de madera y continuamos junto al río eslovaco durante otro kilómetro más antes de dar la vuelta. Este último tramo discurre por un espeso bosque cuyo suelo, a excepción del camino, está cubierto de musgo y líquenes.

Volvemos con tranquilidad por el mismo camino haciendo un par de paradas hasta llegar al coche.

Foto de familia con algunos de los picos más altos de los Tatras al fondo
Foto de familia con algunos de los picos más altos de los Tatras al fondo

Antes de regresar a nuestro alojamiento en Zakopane nos acercamos al pueblo eslovaco de montaña Tatranská Javorina cerca del cual hemos aparcado por la mañana. En la entrada hay una preciosa iglesia de madera rodeada por un pequeño cementerio y un prado. Se trata de la iglesia católica de Sw. Anny cuyas vistas son espectaculares.

Después de esta visita damos por terminada nuestra ruta y volvemos a Zakopane tras haber disfrutado de un gran día por los Montes Tatras, y eso que los atascos mañaneros no presagiaban nada bueno.

Galería de fotos

Mapa de la ruta

Resumen de la actividad

Nivel de esfuerzo Esfuerzo Medio-bajo
Duración de la actividad Duración 5h 50min
Distancia Distancia 16,88 km
Desnivel Desnivel 292 m
Dificultad Dificultad Baja
Tipo de ruta Ruta De ida y vuelta
Entorno y medio
Zona donde se realizó la actividad Montes Cárpatos
Lugar donde se realizó la actividad Tatranský in Slovakia (Parque Nacional de los Tatras eslovacos)
Zona natural protegida Espacio natural protegido
Tiempo durante la actividad Cielo despejado. Temperatura agradable
Descargar ruta en Wikiloc Ver en Wikiloc

Resumen de la actividad

Nivel de esfuerzo Esfuerzo Medio-bajo
Duración de la actividad Duración 5h 50min
Distancia Distancia 16,88 km
Desnivel Desnivel 292 m
Dificultad Dificultad Baja
Tipo de ruta Ruta De ida y vuelta
Entorno y medio
Zona donde se realizó la actividad Montes Cárpatos
Lugar donde se realizó la actividad Tatranský in Slovakia (Parque Nacional de los Tatras eslovacos)
Zona natural protegida Espacio natural protegido
Tiempo durante la actividad Cielo despejado. Temperatura agradable
Descargar ruta en Wikiloc Ver en Wikiloc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.