Recibe cada nuevo artículo por correo electrónico.
No envío spam

He leído y acepto la política de privacidad
Senderismo Font Roja

Ruta de los pozos de nieve en el parque natural de la Font Roja

Senderismo en Alicante

En realidad teníamos previsto el descenso del barranco de les Raboses y para eso habíamos impartido una clase teórico/ práctica a los alumnos de primero de TCAF en el instituto Haygon una semana antes de la actividad. Pero Rafa se puso enfermo y además daban lluvias, así pues la noche anterior cambiamos de planes prácticamente sobre la marcha. De hecho los alumnos no supieron del cambio de actividad hasta que estaban en el autobús.

Al principio pensamos en ir al Cabeço que está aquí cerquita, pero a última hora Juan comentó esta otra ruta que además pasa junto al barranco al que iremos la semana que viene y que permitió a los alumnos verlo antes de hacerlo. Nos pareció una estupenda idea.

La ruta comienza en el mismo pueblo de Ibi. Hay que dirigirse al principio de la carretera que une esta localidad con Banyeres de Mariola y Alcoy, la CV-801. No hace falta ni salir del pueblo pues el primero de los P.R.s que cogemos, y que iremos enlazando con otros a lo largo de la ruta, empieza aquí mismo. Se trata del P.R. CV-26 que sin pérdida posible nos va llevando primero por el Mas del Canyo, luego por el Pou del Canyo y por último por el Pou de Simarro.

Pou de Simarro
Pou de Simarro

Aprovecho que estamos en un pozo de nieve y hago un pequeño inciso para hablar de estas construcciones:

A lo largo de la historia el hombre ha necesitado disponer de frío por diversos motivos, como pueden ser aplicaciones médicas o alimentarias. Esta necesidad constituye la razón de ser de una activa industria tradicional de hielo y nieve que se vió potenciada por la conocida como Pequeña Edad del Hielo, y que se extiendió desde el siglo XVI hasta finales del XVIII y se caracterizó por un clima más frío y húmedo que el actual.

Ciudades, Villas, palacios y casas de nobles demandaban su uso por motivos de salubridad, pero también de moda. Este comercio no escapó a los mecanismos sociales que regían la distinción y el buen gusto y de los altos estratos sociales se extendió a otros. La moda caló hondo y buena prueba de ello son los impuestos que gravaba el consumo de nieve.

Satisfacer esta demanda no era tarea fácil. Exigía cosechar el frío en áreas específicas, almacenarlo en edificios exclusivos para su conservación y complejas redes de transporte de un producto muy perecedero. Además existia un control y fiscalización para cobrar los impuestos y por último su distribución y venta en las nevaterías. En resumen un grado de organización e inversión de capital importantes.

Las montañas alicantinas conservan numerosos testimonios de arquitectura destinada a conservar la nieve. Estas construcciones se levantaron entre los siglos XVI y principios del XX y reciben diferentes nombres: pozo de nieve, cava, nevera, ventisquero… Se trata de una de las redes más densas del mundo Mediterráneo, legado del notable desarrollo que alcanzó la actividad de la conservación del frio en esta tierra y que propició el nacimiento de la industria heladera en localidades como Jijona o Ibi.

Los pozos se construían a partir de profundos agujeros reforzados de mampostería y techumbre que podían alcanzar grandes dimensiones. En ellos se introducía la nieve que se prensaba golpeándola con unos mazos especiales y se formaban gruesas capas que se aislaban entre sí mediante paja de trigo, cáscara y paja de arroz, tierra o sal.

Después de este inciso volvemos a la ruta, estábamos en el Pou Simarro. Si continuáramos por el P.R. pasamos por el Pou de Nouer, pero nosotros preferimos desviarnos por una senda no muy marcada que sale a nuestra derecha y que nos lleva a la Sima Simarro, de este modo les enseñamos a los alumnos la entrada a dicha cueva lo que nos dió pie a hablarles un poco sobre la espeleología.

Seguimos por la misma senda y algo después llegamos a la cumbre del Menejador (1.356m) donde paramos a almorzar. Una intensa niebla lo cubre todo, hace frio y además chispea ligeramente así que no nos entretenemos demasiado.

Continuamos nuestra ruta, ahora de bajada, hacía el Mas de Tetuán por la ancha pista que viene desde el Santuario de la Font Roja. No obstante, antes de llegar al Mas pasamos por el Pou del Carrascal o Cava Coloma. Una vez en el Mas de Tetuán seguimos por el P.R. CV-26 dirección Ibi y una vez en el Mas de Foiaderetes dejamos el P.R. que traíamos para coger el P.R. CV-127 que a través del barranc del Molí nos devuelve a la carretera CV-801. Tras un corto paseo nos encontramos nuevamente en el punto de partida.

Galería de fotos

Mapa de la ruta

Resumen de la actividad

Nivel de esfuerzo Esfuerzo Medio-bajo
Duración de la actividad Duración 3 h 57 min
Distancia Distancia 13,74 km
Desnivel Desnivel 645 m
Dificultad Dificultad Media-baja
Tipo de ruta Ruta Circular
Entorno y medio
Zona donde se realizó la actividad L'Alcoià
Lugar donde se realizó la actividad Parque Natural del Carrascal de la Font Roja
Zona natural protegida Espacio natural protegido
Descargar ruta en Wikiloc Ver en Wikiloc

Resumen de la actividad

Nivel de esfuerzo Esfuerzo Medio-bajo
Duración de la actividad Duración 3 h 57 min
Distancia Distancia 13,74 km
Desnivel Desnivel 645 m
Dificultad Dificultad Media-baja
Tipo de ruta Ruta Circular
Entorno y medio
Zona donde se realizó la actividad L'Alcoià
Lugar donde se realizó la actividad Parque Natural del Carrascal de la Font Roja
Zona natural protegida Espacio natural protegido
Descargar ruta en Wikiloc Ver en Wikiloc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.