Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Cresta de Benicadell


Estamos en el bar Benicadell o Beniatjar (no lo recuero, el efecto de las cervezas ingeridas durante aquella tarde nubla mi memoria) en el pueblo de Beniatjar (Valencia). Tras cinco tubos de cerveza ingeridos unos tras otro con un máximo de tres segundos de diferencia entre uno y otro, empezamos a recuperar el aspecto de personas que habíamos perdido tras 8 horas bajo un abrasador sol de julio. Al menos eso nos parece a nosotros que ya empezamos a padecer los efectos del alcohol en nuestras venas y nos vamos animando cada vez más. De estar desfallecidos hemos pasado a ser los más animados del bar y no paramos hablar entre nosotros y con los paisanos que van apareciendo por aquí. Algo ebrios y a voz en grito rememoramos nuestra reciente machada (luego hablaremos de las muchas que nos quedan por hacer).

Habíamos quedado temprano, a las 5:00am, para hacer la cresta de Benicadell y evitar así las horas de mayor insolación. A las 7:30h estamos en el inicio de la cresta a pie de vía, Sento, Lidón, Manu y yo mismo. Vamos a hacer dos cordadas. En primer lugar subiremos Lidón y yo y después Sento (que va a hacer toda la cresta como cabeza de cuerda) y Manu que está en una de sus primeras experiencias de este tipo.

Sento en la primera reunión asegurando a Manu

Sento en la primera reunión asegurando a Manu

El primer largo, que resulta el más complicado de toda la cresta (no se si estamos frios, pero nos cuesta), comienzo a escalarlo yo. Subo por lo que me parece la ruta más lógica por una zona de roca blanca que te deja debajo de una pequeña cueva que supero por la derecha para situarme encima (un par de viejos clavos confirman que voy por el lugar correcto). Una vez arriba voy en travesia hacía la izquierda hasta alcanzar una reunión equipada con dos parabolts (estos dos parabolts y los de la siguiente reunión son los únicos que vemos en todo el día). Tanta “z” se hace sentir en la cuerda que tira de mi como si llevara colgado un yunque. En realidad aún no estamos en la cresta propiamente dicha sino en una pared lateral al inicio de la misma que es la que da acceso.

El siguiente largo sale directo hacía arriba por una canal muy bonita y te deja en una reunión está vez si a plena cresta. A partir de aquí los largos se suceden rápidos. Creo que es en el cuarto largo cuando nos quitamos los pies de gato (aunque podríamos haberlo hecho antes) y a partir del undécimo Lidón y yo nos desencordamos (también lo podiamos haber hecho antes). Sento y Manu se han desencordado antes porque han evitado meterse en este último largo, por otra parte muy recomendable, y también sencillo (aunque no como para evitar la cuerda). Yo ya lo había hecho como cabeza de cuerda la última vez que estuve aquí con Poli y David, hace ya un par de años, y esta vez Lidón quiere probar. El largo, que lo saca muy bien, se puede evitar subiendo por la izquierda del mismo, que es lo que han hecho Sento y Manu.

Durante estos once primeros largos se suceden los pasos sencillos pero con patio y el único inconveniente que encontramos es el calor abrasador que nos va dejando poco a poco debilitados y va minando nuestra moral (la de unos más que la de otros).

Ahora avanzamos Lidón y yo sin cuerda y Sento y Manu en ensamble. Recorremos así una distancia muy superior a la que habiamos hecho hasta ahora en muchísimo menos tiempo. Creo que esta es la clave de la cresta para hacerla en el día. Hay algún paso delicado pero todo va saliendo bien. A las 14:30h nos reunimos todos bajo la sombra de una encina y tras comer algo y sin agua Sento nos comenta que abandona por la canal que hay bajo nuestros pies. Dice que tanto él como Manu nos esperan en el bar. Lidón quiere continuar, pero la imagen de la cerveza fresquita en mi cabeza me puede y decido que yo también me bajo. Nos queda aproximadamente un cuarto de cresta para terminar en la cumbre, no es mucho, pero el calor se ha ido volviendo cada vez más insoportable, y la verdad es que me siento débil, no soy el único.

Así pues, Sento monta un rapel sobre la encina y bajamos por aquí. La vuelta hasta la senda de subida se convierte en una batalla campal entre las aliagas y nuestras piernas desnudas que no pueden hacer mucho por defenderse y acabamos con todas las piernas llenas de magulladuras y rasguños. Cuando llegamos a la senda la locura, producto del sol sobre nuestras cabezas durante horas, se apodera de nosotros y emprendemos una carrera desenfrenada hasta la furgoneta pensando en el agua que allí tenemos. Solo los que aún no han perdido la cordura (es decir Lidón) continuan a pie. Y aunque cuando llegamos efectivamente allí está el agua, la temperatura de la misma no es la que a uno le hubiera gustado degustar.

En el primer pueblo por el que pasamos, Beniatjar, nos tomamos unas cervezas tal y como os he contado arriba, como poseidos. No se muy la imagen que estamos dando porqué la dueña de bar (una mujer por lo demás encantadora) se niega a servirnos más, preocupada (no sin razón) por quién de nosotros debe conducir de vuelta. Lo siento de veras por Sento que es nuestro conductor, aunque a él no parece importarle lo más mínimo y hace el camino de vuelta tranquilo y en animada conversación con el resto de acompañantes.

A pesar de no haber terminado en cumbre he disfrutado un montón esta cresta que habíamos planeado como entrenamiento para la Salenques Tempestades a la que nos vamos el jueves. Ya os cantaré…

Datos de acceso

Desde Alicante por la A7 dirección Alcoy una vez superado el puerto de Albaida nos deviamos por la salida de Albaida/Atzeneta d’Albaida (creo que la 813). En la rotonda hay que coger la segunda salida en dirección a la carretera CV 615 y atravesar Beniatjar dirección Ràfol de Salem. Entre ambos pueblos sale una pista de tierra a mano derecha por la que hay que subir y tomar a kilometro y medio (más o menos) una ramal a mano derecha que nos deja en la casa forestal donde comienza la ruta.

Aproximación

La aproximación desde la casa forestal es evidente, pues la sierra se ve enfrente. Hay que coger la pista (cerrada con cadena) que sube hacía ella e ir por el primer desvío a la izquierda, es otra pista de cemento que sube hasta un collado. Una vez en el collado sale un senderillo que va bajando hacía el inicio de la cresta y paralelo a esta. Hay que bajar hasta el punto donde empieza la cresta.

Información general

La sierra de Benicadell se encuentra entre las comarcas de El Comtat (Alicante) y La Vall d´Albaida (Valencia) y sirve de frontera natural entre ambas provincias.

Tiene una altitud de 1.104 metros sobre el nivel del mar y por ella surcan diversos caminos balizados. También encontramos en ella algunas escaladas interesantes, la más sencilla de las cuales es la cresta que aquí os he contado.

Si quieres más información sobre actividades de ocio en la Comunidad Valenciana no dudes en entrar en el portal turismo en la comunidad valenciana

Vídeo

Galería

 

En Panorámicas360 los comentarios de los lectores importan. Participa, muchas gracias.

5 Comentarios

  1. Lo mejor ha sido la compañía.

    • Muchas gracias Manu, lo mismo digo

  2. ¡¡ Qué buena la crónica…Sr. Pels !! Menudo día intenso (de escalar, de calor,de madrugar y de SOPLAR BIRRUKAS HELADAS ¡¡¡

    Mañana empieza “Todo” de nuevo.

    Un fuerte abrazo tío ¡¡

    • La verdad es que ha sido una salida muy disfrutona y en parte fue por las cervezas de última hora.
      Nervioso estoy por lo que se avecina

      • Tengo la certeza de que saldrá….no sin acojones y malos ratos anecdóticos.

        A ver si nos deja…

        YA ESTA AHÍ…ESO QUE LLEVAMOS SOÑANDO DESDE HACE MESES. VAMOS A INTENTARLO¡¡¡

        (No os liéis mañana ;-))

¡Anímate! Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This