Pages Navigation Menu

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Cambios de planes


La semana anterior a alguna salida suele ser intensa en cuanto a llamadas de unos y otros para ponernos de acuerdo en la actividad, ver en que coche vamos, que material llevamos, que comida compramos, comentar el parte meteorológico, etcétera. Esta lo ha sido aún más.

El domingo fuí a casa de Sento para dejar todo el material posible allí ya que se suponía que el viernes saliamos a Granada en su furgo con intención de hacer el Canuto norte del Veleta el sábado y el Caballo con esquís el domingo. Pero el miércoles me escribió para comentarme que igual no podía ir porqué le había dado un tirón en la espalda. Por otra parte, dadas las grandes nevadas que se estaban dando en ese momento en la Sierra parecía claro que el couloir iba a tener que esperar a que la nieve transformara. Así que me puse en contacto con mi gente de Granada a ver que se fraguaba por allí. Parecía que con mucha nieve fresca en todas las pendientes lo más acertado era ir al Puerto de la Ragua y hacer algo de esquí de montaña por allí. Una buena opción ya que no siempre allí las condiciones son buenas y en cotas más altas el peligro de aludes era alto.

El mismo miércoles me llamó Nico para proponerme otro plan que nada tenía que ver con ninguno de los anteriores: Salir el jueves por la noche, para el viernes hacer algo de esquí de travesía también en Sierra Nevada pero por la zona de la estación. En esos momentos el parte meteorológico pintaba más bien malo para el fin de semana, pero no así para el viernes, así que era otra buena opción. Además ir con Nico (que es un maquinón) a hacer travesía también me motivaba bastante. Dejé la decisión para el jueves.

El jueves Sento me confirma que no saldrá el fin de semana, definitivamente está fastidiado. Pero me propone que llame a Isidoro (a quien conocí escalando la Cresta de las tres Jotas) pues también se va con unos amigos al Pico del Buitre (cercano a la Ragua) a escalar un corredor. Ellos me podrían acercar hasta Guadix donde quedaría con Poli. Le llamo, me cuenta sus planes y tras comprobar con otro amigo suyo que mis esquís no caben en su coche, me propone que me una a ellos para subir al corredor. Más planes, más dudas.

En esos momentos tengo tres planes y me gustaría hacer los tres, obviamente no puede ser. Hay que tomar una decisión. Un último vistazo al parte meteorológico, más llamadas, y una resolución.

Finalmente y tras darle muchas vueltas, me decanto por irme con Poli a la Ragua con los siguientes planes: Sábado subimos al Morrón Sanjuanero y al San Juan con esquís en compañia de algunos amigos suyos de Granada, y el domingo hacemos el Chullo también con esquís. Podemos dormir en Laroles en casa de otros amigos suyos. Lo único malo que tiene esta opción es hacer el vieje solo, pero bueno, costumbre no me falta.

Así pues el viernes a las 18.00h me encuentro, con gran alegría después de tanto tiempo sin vernos, con Poli en La Calahorra. No queremos perder tiempo porqué el último quitanieves pasa por la Ragua a las 19:00h y no nos gustaría quedar bloqueados. Sin embargo cuando superamos el puerto, comprobamos sorprendidos que apenas hay nieve. No eran estás las noticias que teníamos. En fin, continuamos nuestra ruta. Al poco tiempo llegamos a Laroles y nos encontramos con Sou y Mercedes los dos amigos de Poli que amablemente nos han dejado una habitación en su casa para pasar el fin de semana. Son una pareja encantadora con los que pasamos una tarde/noche muy a gusto.

Sábado, Chullo (2.611 m) con esquís

Salir de la cama a las 6:00h se hace muy duro después de una semana con una actividad muy intensa, más aún cuando fuera se oyen unas ráfagas de viento bastante potentes. Dejamos los sacos con bastante pereza, nos vestimos y nos vamos, procurando no hacer excesivo ruido para no despertar a nuestros anfitriones.

Se puede apreciar como el viento se ha llevado casi toda la nieve

Se puede apreciar como el viento se ha llevado casi toda la nieve

Cuando llegamos a La Ragua lo amigos de Poli, que venian directamente de Granada, ya están allí preparando todo el material. Ellos creen que con las condiciones que hay es mejor hacer el Chullo, y a nosotros la verdad es que nos da igual, así es que cambiamos nuestro plan inicial de subir al San Juan por este otro algo más modesto y dejamos el San Juan para mañana.

Ya desde los coches salimos con los esquís calzados y da la sensación de que va a haber abundante nieve. Tomamos la pista que sale en dirección SE y sube ligeramente haciendo zig zags hasta que llega a un cortafuegos donde la dejamos y subimos buscando la cuerda por la que se continua hasta la cima. El viento se va haciendo notar cada vez con más fuerza y cuando llegamos al refugio que hay cerca de la cumbre nos guarecemos como podemos porque la verdad es que el sitio es pequeño y la gente mucha.

Casi todos los que están en el refugio se dan la vuelta pues el clima no invita a continuar, pero yo le comento a Poli que prefiero tirar para arriba y además sin los esquís, porqué aunque es cierto que esta semana pasada a nevado mucho el viento se lo ha llevado todo especialmente en la parte alta de la montaña y la poca nieve que queda por arriba está totalmente helada. Así pues dejamos los esquís y subimos con los crampones. La cumbre en realidad está muy cerca de donde nos encontramos y en poco tiempo llegamos a ella. El viento arriba es absolutamente infernal. Tanto es así, que nos dejamos caer al suelo contra él y nos soporta. Pasamos un rato haciendo un poco el chorra de este modo.

Cuando volví a Alicante hablé con Sento que al final tuvo una mejoría y el sábado se fue a la Sagra con unos amigos. Ellos llevaban un anemómetro y midieron el viento en la cumbre de la Sagra que les marcaba 132 km/h. Yo pienso que en nuestro caso sería similar.

Volvemos al refugio donde nos calzamos los esquís esta vez para bajar. Sin embargo la nieve no se deja esquiar. En algunos momentos hay tan poca que nuestros esquís se clavan contra alguna planta que asoma, en otros está absolutamente helada. En todo caso hemos localizado unas palas en nuestra bajada desde la cumbre un poco más al E, y allí nos dirigimos. Tampoco aquí la nieve está buena y al poco salimos a otra pista protegida del viento y que seguimos hasta la Ragua.

En el bar que hay en el puerto nos tomamos unas cervecitas y volvemos a cambiar nuestros planes. Decidimos que mañana nos vamos al Veleta a hacer el Canuto que tal y como está la nieve por aquí fijo que allí a transformado y se encuentra en buenas condiciones. Tenemos que llamar a Buitre para que nos deje meterial porqué yo en realidad no he traido nada para escalar. Por supuesto nos deja todo lo que me hace falta y además nos dice que nos acompañará hasta las posiciones del Veleta. Antes de salir hacia Granada pasamos por casa de Mercedes y Sou a despedirnos y a recoger nuestras cosas. Hoy dormiremos en Granada en casa de Poli.

Lo que hicimos el domingo os lo cuento en la próxima entrada. Haz click aquí para verlo.

Galería de fotos

En Panorámicas360 los comentarios de los lectores importan. Participa, muchas gracias.

6 Comments

  1. Ke ise surmanaco, la verdad es que menuda putada que no acompañara la nieve, pero ya se sabe, los mejores planes son no tener planes. De todas formas fue un día puro.

    • Claro que si Poli, lo disfrutamos.
      Abrasako

  2. Que cabrón, me has dejado intrigado.

    • Manu, no me ha dado tiempo a hacer toda la crónica del fin de semana. Además es larga, por eso he preferido dividirlo en dos entradas, quizá incluso haya una tercera. En breve estará lista.

      • No pasa nada Pels pero me dejaste intrigado y mas con el pedazo de reportaje.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Esquí de montaña valle de Arán. Era Montanheta | Blog de montaña Pels - […] en que el manto nivoso helado o costra pueden convertir la bajada en un infierno (como me ocurrió en…

¡Anímate! Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This