Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

Vagabundeando con esquís de montaña por Sierra Nevada

Escrito por el 6 de junio de 2013 | 6 comentarios

Ahora estoy cansado pero muy satisfecho tras un fin de semana intenso que venía precedido de dos semanas aún más intensas de exámenes, trabajo, más exámes y más trabajo. Cuando hace una semana hablé con Poli y me contó lo buena que estaba la nieve en la Sierra, tanto en cantidad como en calidad, preferí no prestarle demasiada atención porqué no quería ni oir hablar de conducir solo y de noche hasta Granada, de madrugar y de horas y horas de esfuerzos. Necesitaba, y aún lo necesito, un fin de semana de completo descanso. Sin embargo me fueron acercando la miel a los labios y final piqué. No podía ser de otra manera. Esta a sido una temporada con no muchas salidas y esta prometia: buena nieve, buen tiempo y sobre todo muy buenos amigos. No se puede pedir más.

Sento por otro lado también me estaba camelando para que me fuera con él y con Manu a hacer el couloir de la norte del Veleta. Y aunque también me apetecia me resultaba imposible ya que ellos salian el viernes a las 18:00h y yo hasta las 21:00h no podía salir de casa.

Como digo en el título de esta entrada, a sido un poco ir de aquí para alla buscando las mejores pendientes y la mejor nieve sin rumbo fijo. La zona por donde íbamos a movernos si estaba clara, pero no la ruta concreta.

Comenzamos el sábado bastante tarde en el parking de los Peñones, que están en la misma estación de esquí, ya que Buitre tenía fichado un carril con nieve que subía hasta Borreguiles. Desde aquí continuamos hacia la zona de la Laguna para ascender por los Tajos de la Virgen en dirección al Elorrieta (3.192 m).

En el pico me llegó un WhatsApp de Sento informando de que ya habían terminado el couloir y que todo les ha ido estupendamente. También me habría gustado mucho subir con ellos, pero todo no puede ser. En cualquier caso me alegro mucho por él y por Manu. Están muy contentos porqué este año lo han intentado varias veces (yo fuí con ellos en la última) y las condiciones se lo han impedido.

Tras un breve descanso en la cumbre y de valorar todas las opciones que se presentaban ante nosotros decidimos que lo mejor será bajar por el valle de Lanjarón, dejar las cosas en el Refugio del Peñon Colorao, donde podremos pasar la noche, y dedicar la tarde a esquiar las palas que hay en los alrededores.

Primera bajada y primer disfrute, la nieve está en óptimas condiciones y eso que estamos a 1 de junio, increíble.

Poli y Buitre a contraluz

Una vez llegamos al refugio nos toca buscar una entrada y limpiarla bien de nieve, ya que este refugio está abandonado y clausurado. De hecho no ha sido demolido porqué en verano lo ocupa un murciélago en peligro de extinción. Sin embargo nosotros ya dormimos en él la temporada pasada y sabemos que tiene posibilidades. En todo caso nos toca un buen rato de limpieza para que uno de los ventanucos quede libre y podamos acceder por él. Guardamos lo que no nos hace falta dentro del refugio, comemos un poco y subimos por la primera pala que sale del refugio en dirección O hacía Tajos Altos (3.111 m).

Sigue leyendo

Embalse de Guadalest, Pla de la Casa, Benasau. Prueba final en el módulo de montaña del TCAF

Escrito por el 25 de mayo de 2013 | 4 comentarios

El primer curso de Técnico en Conducción de Actividades Fisico Deportivas en el medio natural ya está a punto de terminar, y aunque estoy deseando que acabe me consta que lo voy a echar de menos. Tengo ganas de terminar porqué es duro compatibilizar estudios, trabajo de autónomo y familia, no tengo tiempo ni de respirar. Pero lo voy a echar de menos porqué lo estoy pasando muy bien, estoy disfrutando un montón y además, aprendiendo mucho.

El caso es que la actividad final en el módulo de montaña ha consistido en realizar una serie de pruebas en la Sierra Serrella que me han gustado mucho y que quiero compartir con vosotros. Se trataba de pasar 24 horas en el medio natural de modo autosuficiente y realizando un vivac. Al igual que en la pruebas de acceso al TD1 el recorrido había que cubrirlo con una mochila cargada con un mínimo de 10 kg de peso y con botas de montaña o trekking.

La actividad comenzó el martes 21 a las 17:00h en la presa del embalse de Guadalest. La primera prueba, que nos explicaron un minuto antes de salir para no tener posibilidad de prepararla, consitia en llegar a la Penya del Corb (1.224 m) pasando por una serie de puntos de control. La salida se hacía de forma individual cada 2 minutos y el tiempo máximo para terminar era de 4 horas.

El orden de salida se hizo por sorteo y a mi me tocó el séptimo lugar. Comencé muy tranquilo para calentar a sabiendas que en una ruta de esta longitud es mejor comenzar despacio dejando que el cuerpo vaya poco a poco encontrando su ritmo. A medida que pasaban los kilómetros fuí aumentando mi ritmo y tras haber pasado por los puntos de control finalicé la ruta en tres horas y cuarto.

El tramo que más me gusto fué el que tuvimos a partir de Abdet, en el que atravesamos varios arroyos y pasamos por algunos bosques muy frondosos. Fue además, la zona por donde más gente se perdió ya que la orientación aquí no resulta evidente.

Este ruta de ascensión a la Serrella me parece muy elegante, además es poco habitual (personalmente no la conocia).

Una vez en la Penya del Corb hube de esperar dos horas hasta que empezaron a llegar los siguientes participantes. Desde aquí hicimos una nocturna en grupos de 4 hasta el Coll de Borrell que en realidad está bastante cerca. Allí hicimos un vivac, también por grupos, bastante incómodo porque esa noche sopló un viento muy intenso.

Una puntita de Bernia asoma detrás de la Sierra de Ferrer. Al fondo el mar Mediterráneo

Sigue leyendo

Cresta Salenques Tempestades al Aneto

Escrito por el 18 de julio de 2012 | 8 comentarios

Antes de contar la crónica de la ruta decir que no terminamos la cresta. Hicimos desde el collado de Salenques hasta el pico Tempestades, en este punto nos dimos la vuelta por una serie de motivos de los que aún no estoy convencido. Sin embargo también debo decir que la mayoría del numeroso grupo que formábamos (6 personas) quedo completamente satisfecho con la actividad que hicimos. Unos porqué se vieron en forma, otros porqué era más de lo que podían imaginar que nunca harían en montaña y otros porque al menos saliamos de allí indemnes (en su momento yo formaba parte de este último grupo). Visto con perspectiva creo que haber abandonado cuando lo teniamos al alcance de la mano fué una pena. Cualquiera que conozca la ruta sabe que hicimos la parte técnicamente más dificil y además la mayoría del camino. El tiempo no era malo a pesar de que soplaba un viento muy fuerte y había algo de nubes en el cielo.

Buitre observa la ruta a seguir. Supo guiar en todo momento al grupo

Buitre observa la ruta a seguir. Supo guiar en todo momento al grupo

En realidad y por remover un poco más la mierda, pienso que la decisión de retirarse en el momento que se tomo si fué la correcta, yo mismo la apoye. No porqué las condiciones climatológicas o ambiantales fueran malas sino más bien porque la moral del equipo estaba ya muy tocada. Fué la decisión de formar el grupo que formamos con motivaciones tan diferentes y tan numeroso la que no estuvo acertada y en realidad, tal y como me dijo Poli, desde el principio sabíamos que ese equipo no iba a funcionar. Una sola cordada habría terminado, de eso estoy seguro, entre otras cosas porqué abandonar ni siquiera se habría planteado. En fin, fue la decisión que tomamos, hay que aceptarla y tratar de aprender lo más posible de ella.

Bueno, y ahora a la crónica de la ruta.

La primera vez que hablamos de hacer esta cresta (por lo menos en serio) fue en una salida a escalar en hielo en el barranco del Alhorí en Sierra Nevada a la que fuimos Sento, Poli y yo. Entonces se veía lejana y sabíamos que tendríamos que esforzarnos tanto en escalar como en cuidar nuestra forma física. Han pasado unos meses y en mayor o menor medida todos nos hemos puesto las pilas.

Para esta ruta nos hemos juntado seis amigos Lidón, Sento, Moco, Buitre, Poli y yo.

El miércoles llegaron a Alicante Buitre y Poli para poder salir el jueves temprano. Así pues, de Alicante salimos el jueves a las 6:00h de la mañana todos menos Moco que venía de Donosti. A las 14:30h llegamos a Benasque tras un viaje muy ameno en la furgo de Sento. Al poco de llegar apareció Moco. Entre que comemos, preparamos las mochilas y cogemos el autobús a la Besurta hasta las 17:30h no nos ponemos en marcha.

La idea inicial es la siguiente: El jueves nos acercamos desde la Besurta hasta el collado de Salenques donde tenemos pensado vivaquear. El viernes hacemos la cresta Salenques Tempestades y dormimos en la cumbre del Aneto y el sábado bajamos por el collado de Coronas desviandonos hacía el ibón de Cregüeña donde pasaremos la última noche. Este camino de vuelta a sido urdido por mi mente calenturienta y creo que es una guinda perfecta a una actividad interesantísima. El domingo volvemos al coche y a casa.

Sin embargo este ambicioso plan tiene el incoveniente de que nos hace ir más cargados de la cuenta pues debemos llevar comida para varios días, agua y material de vivac. Tiendas no llevamos, de hecho ni siquiera se planteó.

Sigue leyendo

Esquí de montaña en Sierra Nevada

Escrito por el 8 de mayo de 2012 | 6 comentarios

Intentamos subir al Pico del Caballo y acabamos en el de Elorrieta

Camarón se arranca por bulerías en el reproductor de cds del coche mientras atravieso la Sierra de Huetor dirección Alicante. Me gusta despedirme de Granada con flamenco por más que José Monge sea gaditano. Empecé a escucharlo gracias a Poli hace ya muchos años, y ha sido con él, y con Buitre, con quienes he disfrutado este intenso fin de semana de esquí de travesía en Sierra Nevada.

Cada vez que me desplazo por estas latitudes, lo que hago con relativa frecuencia (aunque no tanto como me gustaría), cuento las sierras que me quedan hasta mi destino y recuerdo o imagino actividades en cada una de ellas. El viaje así imaginando, soñanado y recordando se hace mucho más ameno. Hoy aunque no tengo con quien compartir estas aventurillas, pues viajo solo, no dejo de soñar. Tampoco de recordar con vivas fotografías mentales todo lo que han dado de sí los últimos dos días.

Parece mentira que hace apenas 50 horas estuviera aún en casa indeciso sobre que hacer el fin de semana. Las opciones erán dos. Ir a Sierra Nevada a hacer esquí de travesia con unas predicciones meteorológicas más bien malas pero con dos compañeros excepcionales, o quedarme en Alicante relajado y la posiblidad de salir una mañana a escalar.

Mis ganas al final se impusierón a la pereza de preparar la mochila, hacer los casí 400 kilómetros que me separan de Granada solo y la imagen mental de largas horas de porteo con una mochila con kilos de más y el previsible viento desequilibrando la carga. La esperanza de disfrutar de alguna buena pala de nieve, las horas de refugio con los amigos y de que el domingo el tiempo nos de un respiro me dan el empuje necesarío para tirar hacía delante.

Así pues, a las 17:00h salgo de casa y llego a la de Poli hacía las 20:30h. Tras terminar de preparar las cosas de mañana salimos a tomar algo por la que fué la capital del reino Nazarí. Las últimas cervezas las echamos en casa de Santi el primo de Poli quien ya apareció en este blog en está otra entrada.

Desde el principio el tiempo no pintaba muy bueno

Desde el principio el tiempo no pintaba muy bueno

El sábado a las 7:15h estamos en casa de Buitre y desde allí nos dirigimos a Lanjarón desde donde tomamos una pista que nos conduce hasta las próximidades del refugio de Ventura donde comienza nuestra ruta. La aproximación en coche hasta aquí es larga y hasta 10:00h no nos ponemos en marcha.

Aunque el cielo está bastante encapotado, el tiempo de momento no es malo. La ruta comienza remontando un senderillo que tras pasar por el refugio de Ventura (en ruinas) llega a una acequia que hay que seguir durante un rato bastante largo hasta que se acaba en una pequeña presilla. Sorteamos la presa por el margen izquierdo en nuestro sentido de la marcha y continuamos por otro senderillo que aparece y desaparece y avanza junto al río. Cuando consideramos que hay suficiente nieve nos calzamos los esquís que resultan mucho más cómodos en los pies que cargados en la mochila.

Sigue leyendo

Circular a la Mesa de los Tres Reyes (Hiru Erregeen Mahaia) 2.448 m y al Petrechema (Pic d´Ansabère) 2.371 m

Escrito por el 6 de noviembre de 2011 | 18 comentarios

Aprovechando el puente del 1 de noviembre organice esta salida a Pirineos. La ruta escogida es la que os voy a contar en estas líneas.

Haz clic aquí para ir directamente a la descripción del itinerario.

En principio me iba con mi primo Eloy que vive en Hondarribia (Guipúzcoa) y al que también le gusta salir al monte, por eso elegí este destino cerca de allí. Por eso y porque nunca he subido estos dos montes. Sin embargo en el último momento mi primo me falló porque creía que el tiempo no iba a ser bueno. Menos mal que tenía algunos incodicionales que no fallaron.

El grupo lo formabamos Lidón, Poli, Iva, Simón y yo mismo. Poli se venía desde Granada el resto vivimos en Alicante. A las 11:30h del viernes salimos de Alicante en dos coches porque Iva y Simón se volvian antes. Paramos a comer en Jérica con idea de acercarnos a ver las paredes en las que tanto habíamos escalado cuando estudiabamos en Valencia. El sitio es muy chulo y decidimos que volveremos a escalar algún fin de semana.

El viaje nos lo tomamos con bastante calma y hasta las 10:15h no llegamos al refugio de Linza donde empieza nuestra ruta. Nuestra intención no es dormir aquí (no nos gustan las multitudes). Teniamos idea de vivaquear por algún sitio, pero como el tiempo parece algo inestable decidimos ir a la cabaña de Linza.

Sigue leyendo

Pin It on Pinterest