Páginas

El blog de montaña, escalada y fotografía 360 de Pels

La Sierra de Bernia

La Sierra de Bernia con una altura de 1.129 metros es vértice geodésico de segundo orden. Se extiende unos 10 kilómetros perpendicular al litoral Mediterráneo en sentido noroeste a sureste, siendo el límite físico natural entre la Marina Alta y la Marina Baja. Ocupa los municipios de Benissa, Calpe, Jalón en la vertiente septentrional y Altea y Callosa d´en Sarriá en la meridional.

Se trata de una sierra dentada de piedra caliza con un relieve agreste caracterizada por el filo de su cresta. La Sierra se adentra hacia el mar a través del Morro de Toix. Un poco antes de adentrarse sobre el mar, tenemos el impresionante desfiladero de Mascarat con unos 300 metros de cortado. Tanto el Toix como el Mascarat son sitios ideales para practicar la escalada. En uno de los puentes del estrecho de Mascarat, hubo una época en la que se practicaba el puenting, ultimamente no se si se sigue haciendo.

La Sierra siempre fue un obstáculo a las comunicaciones entre ambas marinas y tanto las calzadas romanas como los caminos medievales se internaban tierra adentro. La construcción de la carretera y el ferrocarril en el desfiladero del Mascarat son obras de finales del siglo XIX. El ferrocarril que une Villajoyosa con Dénia fué inaugurado en 1915, el llamado trenet de la Marina.

El Fort de Bernia

Fué Felipe II quien ordeno construir el Fuerte hacia el año 1.565 con el fin de contener las revueltas de los moros y al mismo tiempo como base de defensa y vigilancia de la costa. La construcción se encargo al ingeniero italiano Giovanni Battista Antonelli, quien también estuvo al cargo de la construcción del embalse de Tibi. La obra se llevo a cabo en el mayor de los secretos. Cuenta la historia que los materiales llegaban al puerto de Moraira sin que nadie supiera su destino final, este iba en un sobre sellado. Toda esta reserva se hacía con el fin de prevenir los posibles alzamientos moriscos.

Flora y fauna

Carrasca en el P.R. V-7

Carrasca en el P.R. V-7

La sierra ha sido muy catigada por los incendios. Aunque en realidad la deforestación de la sierra viene de antiguo debido a la sobreexplotación para la construcción de embarcaciones y producción de carbón. La cobertura vegetal está compuesta mayoritariamente por pinos con alguna carrasca por aquí y por alla, con más verdor en la parte norte. La coscoja, el lentisco, el margalló y el palmito pueblan esta sierra. También,  el romero, la aliaga, la sabina y el oxicedro (una variante del enebro que crece a menor altura).

Caminando por la sierra he visto zorros en dos ocasiones, en una de ellas hostigando a las cabras que se suelen ver a menudo. Es facil ver estas cabras asilvestradas por la sierra. En una ocasión vi un jabalí y en otra un halcón peregrino.

Rutas por la sierra

A su cumbre se puede ascender por tres sitios. Al norte desde Jalón donde tenemos una carretera asfaltada hasta el mismo caserío de Bernia. Desde las fuentes de El Algar (Callosa d´en Sarria) y desde Altea la Vella.

El famosa Forat de la Sierra de Bernia. La Sierra Helada, El Puig Campana y el Ponoch de fondo

El famoso Forat de la Sierra de Bernia. La Sierra Helada, El Puig Campana y el Ponoch de fondo

Quizá la ruta más conocida de la sierra sea la circular. Es una ruta de pequeño recorrido (P.R.-V 7) señalizada en su totalidad. Aunque la ruta parte de Altea la Vella, casi todo el mundo la comienza en el caserío de Bernia. La ruta es muy atractiva y apta para todos los públicos. La primera vez que estuve aquí lo hice con mi madre, fué al poco de venir a vivir a Alicante y recuerdo lo contentos y sorprendidos que quedamos. Luego he repetido está ruta en multitud de ocasiones.

Existen otras rutas por la sierra, todas ellas muy interesentes. Me gusta especialmente la circular que saliendo de las fuentes de el Algar llega al paso de los bandoleros y desde allí a las casas de Bernia, cima y para abajo por el P.R.-V 48 dirección a las fuentes de el Algar. Esta es una ruta larga (algo más de 20 kilómetros) y dura con más de 1.300m de desnivel y alguna trepa muy sencilla. Todos estos factores la hacen no apta para todos los públicos.

La integral de la cresta no es difícil, pero es una larga travesía de varias horas de duración. Se inicia en el Forat (al que se puede acceder por ambas vertientes). Recorrer la cresta de Bernia es una de las actividades más disfrutonas que se pueden hacer en la provincia. Sin ser una ruta difícil, exige tener conocimientos de escalada y saber moverse con soltura por la montaña. Se encadenan rappeles, trepadas y tiene un par de abandonos.

Para mi gusto esta es una de las sierras más atractivas de la orografía alicantina y un terreno de juego excelente para practicar el montañismo en cualquiera de sus facetas. Por sus faldas discurren varios senderos muy interesantes y si nos empleamos a fondo, descubriremos lugares increí­bles.

Pin It on Pinterest

Share This